Los 40 USA
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Estados UnidosUSA
118
CanadáCAN
127
Finalizado

MUNDIAL 2023

Una Canadá de presente y futuro deja sin medalla a Estados Unidos

Con una prórroga y el mejor partido de la vida de Dillon Brooks llegó la Canadá de Fernández al podio del Mundial de baloncesto. Estados Unidos, decepcionante.

Actualizado a
Una Canadá de presente y futuro deja sin medalla a Estados Unidos

Lo tuvieron que dar todo. Exprimidos hasta que casi no quedaba jugo. Lo mismo le había ocurrido a Alemania en las semifinales dos días antes. Estados Unidos es Estados Unidos, no sólo es de perogrullo, y llevó al límite de las fuerzas a otras de las candidatas a todo en este Mundial, la selección de Canadá. Pero la batalla de América que se había propuesto como una final esperada por tantos terminó en el cajón de la consolación, una pugna por el bronce que terminó del lado de los norteños. Con una prórroga a la que se llegó destapando el tarro de la locura, sí, pero en la que Canadá mostró sus atributos de presente y futuro para ganar. Se sobrepuso a un duro golpe anímico asestado por Mikal Bridges y venció por 118-127 en el Mall of Asia de Manila. Así es como elevan a un país que no estaba tan interesado en el baloncesto de selecciones -masculinas- como lo va a sentir a partir de ahora.

Dos combinados que llegaban a este Mundial como aspirantes a todo se quedaron en la estacada. Pero uno se fue desangrando más que otro y acabó finito. Estados Unidos es la favorita hasta que alguien diga lo contrario, llevando incluso a un equipo de novatos -se les puede denominar así, no tienen experiencia en estos torneos- como el de este año, y Canadá era una pócima por ver dado los peligrosos ingredientes que llevaba en su interior. Alemania ganó a su juego a los de Kerr; Serbia le dio una cura de humildad a los de Fernández. Y ambos juntaron caminos en un enfrentamiento que pocos equipos favoritos quieren disputar.

El duelo comenzó con golpazo. Mikal Bridges recibió uno en la cara en el primer minuto tras ir fuerte a un bloqueo. Con Kessler en vez de Jackson (que no jugó, borrado del mapa como Ingram) en el quinteto de los locales éstos se vieron en los primeros problemas. Acierto enorme de los rivales desde las posiciones exteriores. Reaves (23), el que había entrado por Bridges, se vio en más problemas que en los demás partidos del Mundial. El de los Lakers y sus compañeros de perímetro se vieron impedidos para cortar el caudal de puntos que marchaba desde ahí al casillero canadiense. Un triple de Ejim, jugador del Unicaja, puso el +13 y Kerr movió el árbol con Portis (14). El ala-pívot, que acabaría expulsado por acumular dos antideportivas, fue un jugador al que agarrarse en esos minutos en los que la movilidad de Olynyk (11) hacía tanto daño.

La capacidad de Reaves para zafarse de la defensa y el acierto de Portis pusieron a Canadá en problemas. Otro de los jugadores que no ha encajado, Cam Johnson, fue precisamente el que colocó delante por primera vez a Estados Unidos en el electrónico (38-36) con un tiro de tres.

Los rojos mantuvieron el acierto con el que habían empezado en la primera parte, en la que lograron un 9/18 en triples con cinco sin fallo de Dillon Brooks, para no dejar de poner presión en la herida de Estados Unidos. Y no para que dejara de emanar sangre, al contrario. Las primeras apariciones de Gilgeous-Alexander en el encuentro devolvieron los tiempos del partido a Canadá, que con el de los Thunder y Brooks (merced a dos buenos tiros antes de irse al vestuario) logró mantenerse arriba en el marcador al descanso (56-58).

La pareja de primos que forman Shai y Nickeil en el Gran Norte Blanco puso a todos a bailar. Sobre todo el primer y a su paso, con pausa y sabiendo que hace daño bajando las revoluciones de amigos y enemigos. El tanteo seguía altísimo tras el tercer acto (82-91) y todavía quedaba lo mejor.

El catedrático Edwards (24) volvió a superarse y a verse como líder ofensivo de esta selección de Kerr, pero falló en los momentos de más angustia. Su impulso, dando por bueno a los que le veían como encaje perfecto para el baloncesto de selecciones, ayudó a un 12-0 en el que Haliburton despertó con dos triples. Y se le había dado la vuelta la tortilla. Ahí demostraron los de Jordi por primera vez que tienen una mentalidad de hierro. Con Dillon, Shai y, además, un muy ofensivo Barrett (23) volvieron a sacudir a Estados Unidos. Se habían ido de nuevo. Les faltó cerrar el partido. Bridges (19) fue, con su triple, el que pareció devolver a la vida a su selección cuando parecía moribunda, un lanzamiento a la carrera desde la esquina cuando acababa de fallar (adrede) un tiro libre y vio cómo la defensa (y eso que así habían castigado mucho) se quedaba parada al cerrar el rebote. Así se llegó a la prórroga, con cuatro puntos de Mikal en la última acción, pero no había más en el tanque. Olynyk tuvo la última, loca, escupida por el aro.

Un triple de Alexander en el que dejó por los suelos a Bridges y otro de Barrett fueron los que iniciaron y cerraron la prórroga a la que con tanto ahínco se había dedicado. Del empate a 111 se pasó a un parcial de 7-16 para disipar cualquier duda sobre quién merecía ganar. La hoja de arce no cayó.

Shai dejó un final de partido de quilates, cogiendo la batuta y firmando 31 puntos y 12 asistencias, y Brooks siguió sin fallar hasta que llegó a los 39 puntos en la mejor actuación de su vida: 7/8 en triples, 5/10 en tiros de dos y 8/10 en tiros de uno; 42 de valoración en 42 minutos. Sin necesitar nada accesorio, sólo en juego, se puede ver al jugador que él cree que puede ser y que únicamente ha mostrado en parte en la NBA.

Alemania y Serbia se juegan el oro desde las 14:30 horas. Canadá recibió ya el bronce en la pista de Filipinas tras su victoria.

Se trata de la segunda vez que USA Basketball se queda sin medalla en un Mundial de forma encadenada. En 2019 el conjunto dirigido por Gregg Popovich ni siquiera llegó a las semifinales, fue eliminada por Francia en cuartos. Ahora, en 2023, con Steve Kerr, las dudas regresan a la entidad de la que ahora es cabeza visible Grant Hill. Por su parte, para Canadá todo esto es nuevo: primera medalla en una Copa del Mundo y éxito para el español Jordi Fernández, head coach, tanto de cara a sus opciones en la NBA como para pensar en un golpe todavía más rotundo en los Juegos Olímpicos de París (los dos equipos son los clasificados de América para la cita del próximo año).