Los 40 USA
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

NBA

La NBA se quedará sin dueños afroamericanos con la venta de Michael Jordan y los Hornets

Una vez que se autorice la venta de Michael Jordan, todavía propietario de los Charlotte Hornets, la NBA se quedará sin dueños afroamericanos.

Estados UnidosActualizado a
La NBA se quedará sin dueños afroamericanos con la venta de Michael Jordan y los Hornets

Hace una semana la leyenda de la NBA, Michael Jordan, dio a conocer sus intenciones de vender su parte de los Charlotte Hornets a un grupo de empresarios liderados por Gabe Plotkin y Rick Schnall por una valoración de aproximadamente $3 billones de dólares.

Una vez que sea aprobada la venta por la liga, la NBA se quedará sin dueños afroamericanos, ya que el legendario jugador de los Chicago Bulls era el único en todos los equipos de la liga más importante de básquetbol.

Lo anterior llama la atención ya que más del 70% de los jugadores que militan en la NBA son precisamente afroamericanos, incluyendo a las estrellas como LeBron James, Joel Embiid, Chris Paul, Kevin Durant, entre otros.

TE PUEDE INTERESAR: Wembanyama: “Aprendí más sobre la NBA en dos horas con Ginobili, Duncan y Robinson que en toda mi vida”

Schnall, quien era propietario minoritario de los Atlanta Hawks, se encuentra en el proceso de venta de sus acciones con el equipo en el que se encuentra Trae Young. Mientras que Plotkin ya se encontraba como socio minoritario en la institución.

Misión fallida

Jordan estuvo durante 13 años en la NBA como propietario de los Hornets buscando replicar los grandes logros que consiguió dentro de la duela, sin embargo, se retira sin poder saborear ningún anillo como dueño en la liga.

Solamente tres veces pudo llevar a los Hornets a los Playoffs, y en las tres ocasiones también se fueron en la Primera Ronda. La primera fue en el 2010 cuando fueron barridos por el Orlando Magic. En el 2014 y 2016 fue el Miami Heat, el que se encargó de fulminar los sueños del equipo (4-0 y 4-3).

En 2003, Robert Johnson se transformó en el primer afroamericano en ser dueño mayoritario de una franquicia NBA, luego de que la liga le permitiera crear a los Charlotte Bobcats.