Los 40 USA
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

UFC 298

La confesión de Volkanovski tras la derrota ante Makhachev: “No he entrenado, he estado bebiendo todos los días”

El ‘Countdown’ del UFC 298 ha mostrado unas imágenes muy duras del australiano minutos después de ser noqueado por Islam Makhachev.

Actualizado a
La confesión de Volkanovski tras la derrota ante Makhachev: “No he entrenado, he estado bebiendo todos los días”

Alexander Volkanovski dejó en shock al mundo en su aparición justo después de ser noqueado de forma brutal ante Islam Makhachev: “Por favor, dejadme pelear, mi cabeza solo esta bien cuando estoy centrado en un combate, necesito mantenerme activo”, dijo un Volkanovski que visibilizaba los problemas mentales en grandes estrellas del deporte, algo no tan común.

El australiano aceptó una pelea ante un rival de una categoría superior con apenas dos semanas de antelación, en la búsqueda de lo que sería una revancha en un nuevo intento de convertirse en doble campeón de la UFC. Además, Volk aceptaba el reto en Abu Dhabi, donde los rusos de origen islámico juegan en casa, con casi todo a su favor.

Si bien a priori la situación no era para nada favorable a sus intereses, el australiano decidió arriesgar pese a que todo el mundo veía la complejidad de su hazaña. Ahora, meses después de ese combate, han salido a la luz imágenes muy duras que hacen entender el momento que estaba atravesando Volkanovski.

Los infiernos de Volkanovski

En el ‘Countdown’ de UFC 298, el contenido que publica la promotora a modo de previa, se han emitido unas imágenes de Volkanovski totalmente derrotado tras sufrir el KO más duro de su carrera: “No hice campamento, no estuve entrenando. Estuve bebiendo todos los días. No sé por qué lo hice”, dice entre sollozos ‘The Great’.

Ampliar

La escena muestra a un Volkanovski rodeado de todo su equipo, verbalizando una serie de motivos y preguntas hacia él mismo, acerca del motivo de tomar tal decisión: “Cogí la pelea porque creí que era la única forma de ponerme a funcionar de nuevo. Ese fue el verdadero motivo”.

Tras estas duras palabras consigo mismo, el australiano retomó un tono reflexivo, argumentando los motivos que lo llevaron a tomar la pelea: “pensaba que esta era la forma de seguir adelante. Pensé que esta era la pelea”, expresó el campeón de peso pluma. “Ahora me siento como un estupido”, concluyó ‘Volk’ antes de romper a llorar desconsoladamente.

Ilia, punto de inflexión

Tras el duro golpe y el mal momento anímico, el campeón de 35 años vuelve a su zona de confort. Vuelve a defender su título y regresa al peso pluma, donde todavía sigue invicto. De esta forma, el combate ante Ilia Topuria definirá el siguiente paso de una figura que ya es leyenda.