Los 40 USA
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Estados UnidosUSA
85
MontenegroMNE
73
Finalizado

MUNDIAL | EDICIÓN 2023 | GRUPOS | 4ª JORNADA

El Team USA enseña sus carencias

Partido flojo de EE UU, que no pudo controlar el ritmo y fue arrasada en el rebote por la selección de Montenegro. Anthony Edwards apareció a tiempo.

Actualizado a
El Team USA enseña sus carencias
JAM STA ROSAAFP

Hay una versión de Estados Unidos vulnerable, y se vio contra Montenegro (85-73) en el inicio de la segunda fase. Un equipo al que se le ven costuras, al que se le nota que no es la versión A ni la B de lo que el Team USA podría enviar como representación de su fuerza NBA. Un grupo que sufre contra los equipos grandes, que más allá de un pívot de referencia pueden meter en pista un frontcourt con centímetros también en los puestos alero y ala-pívot. Que no es constante en los tiros por fuera, se atasca sin poder correr, no tiene el día ni desde la línea de personal y no encuentra con regularidad a sus anotadores de referencia.

Estados Unidos ganó, sigue invicta (4-0) en el Mundial y cerró salvo resquicios matemáticos su plaza en cuartos de final. Pero, después de una primera fase con mucho baño y masaje, pareció incómoda, embarrada, vulnerable. Tiene recursos y vías de escape, claro que sí, contra casi cualquier mal que aceche. Pero también es susceptible de no dominar los partidos, dejar demasiado en el alambre, pendiente de un tiro que entra aquí y no allá. Montenegro, que no es uno de los equipos señalados para hacer cosas importantes de verdad, enseñó las carencias de un Team USA en el que Steve Kerr rotó sin patrón, buscando soluciones a vuelapluma.

No se puede correr ni jugar al ritmo que uno quiere si se concede una diferencia de 8-22 en rebotes de ataque: 22 puntos de Montenegro en segundas oportunidades. Eso podría ser letal contra la competición verdaderamente peligrosa. Esta vez, su rival se enmarañó en un lodazal de pérdidas (22) que dio un 23-2 en puntos en transición, oxígeno para un equipo estadounidense tan bueno forzando errores como malo cerrando su aro. Jaren Jackson Jr hizo dos faltas muy rápido, Jalen Brunson metió dos canastas de inicio pero no hizo nada más. Y Brandon Ingram perdió otra oportunidad de coger ritmo y sensaciones, de subirse al tren. Se quedó en 2 puntos, invisible durante sus minutos en pista. Si entre él y Brunson suman 6, las cosas no apuntan bien si además Anthony Edwards se toma medio partido libre: nada en el primer tiempo, sus 17 puntos en el segundo. Él, al menos, sí volvió a aparecer cuando hacía falta.

Hart y Bridges (que encontró formas de ser productivo) sufrieron cuando se quedaron en los cambios defensivos con Vucevic (18 puntos, 15 rebotes), Dubljevic y Simonovic. Otra vez, el ritmo fue mejor y el juego de ataque más lúcido con Tyrese Haliburton como base (10 puntos en momentos importantes, 6 asistencias). Y Banchero y Reaves aportaron (20 puntos entre los dos) pero sin provocar esta vez movimientos sísmicos en el partido. Estados Unidos no cogió 10 puntos de ventaja hasta los últimos 90 segundos (79-69). Perdía en el descanso (37-38) y seguía a verlas venir a tres minutos del final (72-68), justo antes de un triple de Reaves que allanó definitivamente un camino más tortuoso de lo que se podría haber esperado.

Montenegro jugó bien pero le sobraron pérdidas y le faltaron triples. Vucevic no apareció en el último cuarto, no con el peso necesario, y la dirección de Kendrick Perry volvió a ser una moneda al aire, cal y arena. Con todo, usó sus armas y sobrevivió hasta los últimos dos minutos. Y eso, seguramente, habla peor de un mal día de un Team USA que al menos ya ha visto, sobre el terreno, todos los males que le pueden alejar del oro mundial. Avisado queda.