Los 40 USA
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

QATAR 2022

Carlos Queiroz: “Dar tu vida por el fútbol y no matarte por el fútbol”

El entrenador portugués, ovacionado por los periodistas iraníes en la sala de prensa del MMC de Qatar 2022, reflexionó sobre el valor simbólico del duelo contra Estados Unidos

Enviado Doha, QatarActualizado a
Carlos Queiroz, entrenador de la Selección de Irán, en conferencia de prensa en Qatar 2022
Hector Vivas - FIFAGetty

“Es un partido muy importante, muy especial para mí”, indicó Carlos Queiroz, director técnico de Irán, en cuanto tomó asiento en la sala de prensa 2 del Main Media Center de Qatar 2022. Porque lo es. No es solo un partido de fútbol.

Aplaudido por los periodistas iraníes, apareció el portugués para lanzar un discurso de conciliación tras horas de tensión y diatribas. Las palabras que Jürgen Klinsmann, miembro del Grupo Técnico de FIFA, pronunció al criticar a Queiroz (”fracasó en Colombia y Egipto”) y la victoria del equipo persa sobre Gales (trabajaron con el árbitro, te hacen perder concentración”), incendiaron la previa de un cotejo que no necesitaba más fuego. La imagen que las redes sociales de US Soccer hicieron pública en la que no aparecía el símbolo de la República Islámica en la bandera de Irán no ayudó a atemperar las cosas.

“Nuestra voz y nuestro deseo de ganar se verán en la cancha. Es un partido muy particular porque tuve la oportunidad de trabajar en la MLS por un tiempo. Ser parte de esta gran familia es un honor y un privilegio. Si pudiera resumir en una palabra el perfil del equipo es que tienen gran carácter. Espero que ambos puedan producir un gran show. Si jugamos mejor tendremos más chances para ganar”, expresó Queiroz, quien luego se refirió al contexto político que rodea al encuentro del día de mañana en Al Thumama: “Espero que este Mundial sea una buena lección para nosotros y que para el siguiente aprendamos que nuestra misión es crear entretenimiento. Hasta ahora, suelo ir a trabajar en lugares en los que no sabes el impacto que tiene una pelota donde la gente no tiene nada. El momento en el que tienen los niños una pelota en sus pies su cara cambia instantáneamente de tristeza a alegría. Esta es nuestra misión. Dar tu vida por el fútbol pero no matarte por el fútbol, es algo que aprendí de mi padre”, lanzó, sin comentar nada más sobre las declaraciones de Klinsmann.

Queiroz también halagó a la selección de Gregg Berhalter, diretes a parte, a la que consideró como la más consistente del grupo B de Qatar 2022: “No necesito el crédito. No necesitamos hablar desde el punto de vista de favoritos o no. El equipo que produjo las mejores actuaciones en nuestro grupo fue Estados Unidos, sin ninguna duda. Con esta referencia tendremos un juego muy difícil. Teníamos mucho humo sobre nosotros y, de alguna forma, ese humo escapó. El partido ante Gales fue un gran resultado para nosotros, pero ya pasó. Solo tenemos un reto adelante de nosotros: debemos ser mejores, más poderosos”. Abonó: “Tenemos la motivación de estar por primera vez en la segunda ronda en el Mundial. Ellos ya llegaron (1994, 2002, 2010, 2014). Es más especial para nosotros”.

La política fue una constante en el Día-1 del trascendental duelo entre dos países enemistados desde hace más de 40 años, tras la Revolución Islámica de los Ayatolás. Irán ha sido uno de los focos centrales de un Mundial marcado por las protestas y las reivindicaciones. Sus jugadores no entonaron el himno nacional cuando enfrentaron a Inglaterra, en aparente gesto solidario a favor de los manifestantes que han tomado las calles de la República Islámica tras la muerte de Mahsa Amin hace dos meses. El mutis de los futbolistas detonó las críticas y los aplausos en diferentes espectros y opiniones públicas. Queiroz zanjó la discusión: “Somos solidarios con todas las causas humanitarias en el mundo. Si quieres platicar de Derechos Humanos, racismo, discriminación, sí, podemos hacerlo. Nuestra misión es llevar sonrisas a la gente por 90 minutos”.

“Queremos hacer felices a nuestra gente”

La victoria de 0-2 contra Gales galvanizó a un país convulsionado. Karim Ansarifard tiene muy claro lo que significó el triunfo y lo que simboliza el equipo al que pertenece. Sí, es más que fútbol: “Fue un momento muy dulce e importante para nuestro país. Nunca había experimentado algo así. Todos aquellos que nos apoyaron deberían sentirse parte de esto (...) “Queremos hacer feliz a nuestra gente. Haremos lo mejor para mantener la cabeza de nuestro país arriba. Haremos lo mejor que hayamos podido hacer nunca para lograr nuestro objetivo”.