ESTADOS UNIDOS

Posible cierre del Gobierno en diciembre: Cómo afectaría al cuarto cheque estímulo

¿Un cuarto cheque de estímulo podría resultar afectado con el posible cierre del Gobierno Federal en diciembre? A continuación, la información.

Estados Unidos
0
Posible cierre del Gobierno en diciembre: Cómo afectaría al cuarto cheque estímulo
ELIZABETH FRANTZ Reuters

El Congreso de la Unión Americana está trabajando en las negociaciones de un nuevo paquete legislativo presupuestario, mismo que ya fue aprobado por la Cámara de Representantes la tarde de este jueves, 2 de diciembre.

Si para la medianoche de mañana - 3 de diciembre - el Senado no llega a un acuerdo y echa hacia atrás lo aprobado por la Cámara Baja, el Gobierno federal podría sufrir un cierre catastrófico, pues, sin fondos para operar, las agencias gubernamentales no esenciales se verán en la obligación de cerrar temporalmente hasta que se llegue a un acuerdo bipartidista en el Congreso.

Posible cierre del Gobierno en diciembre: Cómo afectaría al cuarto cheque estímulo

Un cuarto cheque de estímulo no es la prioridad en el Congreso. De hecho, las negociaciones sobre un cuarto pago de impacto económico llevan fuera de la mesa desde hace meses, lo que significa que el cierre del gobierno no afectaría las negociaciones del pago dado a que no existen unas como tal.

Actualmente, no hay planes en el Congreso para aprobar un cuarto cheque de estímulo y los pagos directos no están incluidos en la Ley Build Back Better ni en el proyecto de ley de reconciliación que fue aprobado por la Cámara de Representantes el viernes 19 de noviembre.

Sin embargo, el proyecto de ley, si el Senado lo aprueba, ampliaría la estructura actual del Crédito Tributario por Hijos (CTC, por sus siglas en inglés) un año más, lo que significa que los padres con dependientes menores de 17 años podrían recibir un máximo de $3,600 por hijos y no $2,000 como se tenía establecido.

Agencias que seguirán funcionando pese al cierre

En caso de un cierre, las agencias que son esenciales, como las de salubridad o seguridad general, seguirían funcionando.

Entre las oficinas gubernamentales esenciales que no se verían afectadas por un cierre, se encuentran la Agencia de Control de Drogas (DEA), la Administración de Seguridad del Transporte (TSA), la Administración del Seguro Social (SSA), la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Pese a ello, algunos trabajadores federales podrían ser suspendidos o, incluso, correr el riesgo de quedarse sin paga debido a la falta de fondos.