ELIMINATORIA CONCACAF

Bolillo Gómez sufre dentro del cementerio de Honduras

Honduras cambió de técnico para la Eliminatoria CONCACAF, comenzó ganando y cedió un resultado que ha costado fuertemente en la moral del equipo.

Estados Unidos
0
Hernán "Bolillo" Gómez dando indicaciones en entrenamiento de Honduras.
Comunicaciones Selección Nacional de Honduras

Uno miraba el resultado en el segundo tiempo y no había persona que no creyera que la victoria estaba en manos de Honduras. No sólo lo decimos nosotros, el mismo Thomas Christensen pensó en un punto del encuentro que sus jugadores habían dado todo y que la derrota no iba a poder ser evitada. Sin embargo, todo cambió en un abrir y cerrar de ojos, dejando a los hondureños con una tristeza agobiante.

El marcador final fue un 3-2 en contra de La H y el hoyo en la Eliminatoria lo hicieron más grandes quedando últimos de la clasificación con tres puntos que se perciben como una descalificación de competencia para llegar a Qatar 2022. Y no sólo matemáticamente, sino que dentro del mismo grupo se da la percepción de que todo ha terminado.

“Con este partido, el trabajo que habíamos hecho para levantar el grupo se nos derrumbó. Se nos derrumbó porque el grupo lo siente, lo siento yo y lo siente la afición, mejor hubiéramos perdido 2-0 de entrada, que ir ganando, ilusionados, ver el equipo práctico, ordenado (…) Todo lo que hicimos en la semana se nos derrumbó”, comentó Hernán Gómez en la conferencia de prensa post partido. “El grupo en este momento, vas al camerino, y eso es un cementerio. (Es) una tristeza porque ellos por dentro sentían que las cosas les estaba saliendo, que tenían el partido en las manos, algo estamos pagando, muy triste”.

“Ese 2-0, ahí ibas a adquirir seguridad, confianza, porque esta semana vi a los muchachos bien, contentos, trabajando bien. Perdemos por errores nuestros y no por virtudes del contrario, errores grandes. La forma de salir de esa crisis mental era ganando; hoy era una oportunidad, faltaban 15 minutos y estábamos tranquilos, sin problemas, ellos con el balón, pero sin claridad. Si no ganas, hay tristeza en el camerino”, añadió el estratega.

Ahora, levantar a un grupo de esta catástrofe no es nada sencillo, por lo que no se trata solamente de lo que se pueda realizar en lo correspondiente a esta Eliminatoria, sino a la siguiente. El talento en Honduras es vasto y necesita entenderlo para volver a un punto de confianza que lo haga ganar, respetarse y creer en que no una derrota definirá su futuro. Ante eso, la primera prueba tendrá que superarla ante Costa Rica

El aficionado de Honduras tiene que ser paciente

"Yo con la afición, voy a volver a decir lo mismo: era una semana extraordinaria, una semana de buen trabajo, que se estaba evidenciando dentro del partido, el equipo se impuso -hacer dos goles en una eliminatoria es bien difícil-, a Panamá lo teníamos muerto, no se miraba la claridad de Panamá, llega una jugada desafortunada y yo le digo a la afición que en una jugada de esas se perdió la cabeza, se perdió la tranquilidad, volvió el susto, la inseguridad y la desconfianza”, agregó Gómez durante una intervención en la que dio a entender que todos tienen que aliviar la cabeza y tomar con frío la situación porque esto es una crisis y las crisis no se solucionan de un día para otro.