ESTADOS UNIDOS

¿Quién controla el precio del gas en USA y cómo puede bajar?

El precio del gas sufre su mayor incremento en años, pero, ¿quién es el responsable de controlar los precios y cómo puede bajar? Aquí los detalles.

Estados Unidos
0
¿Quién controla el precio del gas en USA y cómo puede bajar?
JUSTIN SULLIVAN AFP

La pandemia de coronavirus trajo consigo un gran aumento en la inflación. Mientras millones de familias continúan saldando deudas de 2020, los precios de diversos productos y servicios siguen en aumento.

Un claro ejemplo de ello es el incremento a los precios del combustible. Actualmente, los consumidores pagan más del 40% en el surtidor en comparación con los precios de hace un año.

¿Quién controla el precio del gas en USA?

En abril de 2020, cuando todos estaban en confinamiento, el precio promedio del galón cayó a $1.87 desde el promedio de $2.66 que se tenía en enero. La semana pasada, el promedio alcanzó su récord de $3.41, siendo este el precio más alto desde que comenzó la pandemia.

El precio del gas se define con base en diversos aspectos, como el suministro, el precio del petróleo crudo, el costo de refinar el petróleo, los impuestos en cada estado y más. De acuerdo a la Administración de Información Energética de EE. UU., los costos se desglosan de la siguiente manera:

  • Precio del Petróleo Crudo: 52%
  • Refinación: 19%
  • Comercialización y distribución: 13%
  • Impuestos: 16%

En los últimos meses, a medida que más personas comenzaron a viajar nuevamente, la demanda comenzó a subir. Por desgracia, la producción no ha alcanzado su nivel previo a la pandemia.

En otras palabras, existe una gran demanda, pero no la suficiente producción como para cubrirla. Además, tan sólo en los últimos dos meses, ha habido un aumento del 21% en el petróleo crudo West Texas Intermediate (WTI) dando como resultado un pago de más de $80 por barril.

Aunado a ello, los estados también cobran impuestos sobre la gasolina. El promedio es de $0.30 por galón, pero esto puede cambiar en algunos estados, por ejemplo, California y Pennsylvania tienen los impuestos más elevados, cobrando $0.77 por galón.

¿Cómo se pueden reducir los precios del combustible?

Lo más lógico es aumentar el nivel de producción.

De hecho, el país sigue presionando para que los estados del Golfo eleven su producción y así detener el incremento del costo del gas, sin embargo, el costo ambiental podría ser peor, por lo que una alternativa es usar el transporte público.