ACCIDENTES

Se estrella un avión MD87 con 21 pasajeros en Houston, Texas

Un avión MD87 se estrelló esta mañana en Houston, Texas. 21 personas iban a bordo: 18 pasajeros y 3 miembros de la tripulación. Aquí los detalles.

Estados Unidos
0
Se estrella un avión MD87 con 21 pasajeros en Houston, Texas
@borderlineason Twitter

La mañana de este martes - 19 de octubre - un avión MD87 con destino a Boston se estrelló cerca de las carreteras de Morton y Cardiff, cerca del Aeropuerto ejecutivo de Houston, en el Condado de Waller, en Texas.

De acuerdo al Departamento de Seguridad Pública de Texas, 21 personas iban a bordo del avión, de las cuales, 18 eran pasajeros y tres eran miembros de la tripulación. La persona más joven a bordo era un niño de 10 años.

No se reportan heridos de gravedad

De momento se desconocen las causas del accidente, pero ya se confirmó que ninguno de los pasajeros resultó con heridas de gravedad. Sólo una persona fue trasladada directamente al hospital debido a lesiones en la espalda.

“Todos los pasajeros y la tripulación fueron sacados a salvo, con un herido leve”, reveló el sheriff del Condado de Waller, Troy Guidry, a través de una breve entrevista para la cadena ABC.

Detalles del accidente

El avión fue identificado como un McDonnell Douglas MD-87 por la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés), agencia gubernamental que señaló que, debido a la cercanía del aeropuerto con el Corredor de Energía de la ciudad, el avión pasó a través de una cerca y por eso se incendió y estrelló. Los hechos sucedieron poco después de las 10:00 am (hora local).

El accidente afectó a más de 1,800 residentes aledaños, quienes se quedaron sin electricidad por varios minutos debido a que el avión cortó una de las fuentes de energía, así lo informó la compañía de servicios públicos CenterPoint Energy.

Eyewitness News asegura que el avión está registrado a nombre de J. Alan Kent, quien es propietario corporativo de Flair Builders, una constructora de viviendas personalizadas con sede en Houston.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte ya está liderando la investigación.