NFL

No es un domingo cualquiera para Bills y Chiefs

Sunday Night presenta la revancha de la Final de la AFC de la temporada pasada, cuando los Bills con sed de venganza, aterricen en Arrowhead para enfrentar a los Chiefs.

Estados Unidos
0
Steffon Digs contempla la celebración de los Chiefs en la derrota de los Bills en la Final de la AFC 2020

La mañana siguiente del domingo 24 de enero de este año, la imagen con la que inicia este texto se convirtió en material viral dentro de las redes sociales y los programas que analizan o hablan de football. Steffon Diggs, el receptor más prominente dentro de la ofensiva de Buffalo, permaneció en el campo para contemplar con fría distancia, la celebración del campeonato de la AFC que los Kansas City Chiefs capturaron en Arrowhead al vencerlos 38-24.

Ninguna de todas las fotografías que se tomaron esa tarde en el estadio de Kansas City, permaneció tanto tiempo en la conversación popular como ver a Diggs en el lado opuesto a la victoria. Patrick Mahomes en medio de un baño de confeti con los colores de su equipo dirigía el segundo viaje consecutivo de los Chiefs al Super Bowl, pero el símbolo de ese partido era Diggs.

¡Qué fotogénica es la tragedia!

Varios minutos más tarde, Steffon Diggs se marchó a los vestidores después de que el entrenador Sean McDermott fuera a buscarlo. Se abrazaron y prometieron crecer juntos a partir de esa desoladora experiencia. Un fracaso más en el largo historial de la franquicia.

La primera gran revancha para los Buffalo Bills, llega en la Semana 5 bajo las luces del horario estelar.

Sunday Night Football no es un domingo cualquiera para los Bills. La organización que a lo largo de los años ha sido reconocida por su conexión con la desgracia, inicia su viaje de redención en el mismo punto donde la campaña pasada terminó el camino.

Abajo en las apuestas por dos puntos y medios, Buffalo aterriza en Kansas City con la venganza en la mente. Las localía más los dos triunfos que consiguieron sobre Bills en 2020, son el detonante para que los Chiefs obtengan el rol de favoritos. Una vez más, Buffalo con el papel que mejor interpreta: un salvaje underdog.

El Sunday Night arriba con Buffalo despertando su espíritu animal. En la Semana 1 sufrieron una inesperada derrota frente a los Steelers para después en cada uno de sus tres siguientes partidos hilvanar victorias anotando por lo menos 35 puntos. Chiefs y Bills están empatados en la segunda posición en cuanto a las ofensivas que más puntos suben al marcador con un promedio de 33.5 por partido.

Los Chiefs añadieron esta semana a otra gran pieza para su potente ofensiva. El wide receiver Josh Gordon fue elevado a la lista activa. El All Pro con Cleveland en 2013 ha tenido una accidentada carrera que incluye una suspensión impuesta por la NFL de seis partidos, pero de acuerdo a varios reportes, se mantiene en forma. Mahomes lidera la liga con 14 pases de touchdown y Gordon se convierte en el tercer objetivo mayúsculo junto con Travis Kelce y Tyreek Hill.

Como le prometió McDermott al desconsolado Diggs "volveremos mejor". Una temporada después de situarse del lado contrario a la victoria, Buffalo "volvió"pero remasterizados en la defensiva. La unidad del coordinador Leslie Frazier se unió a la de Ravens de 2000 y Redskins de 1991 como las únicas en todos los tiempos en dejar sin puntos a dos rivales dentro de las primeras cuatro semanas. Esos años Baltimore y Washington levantaron el Vince Lombardi. ¿Qué nos querrá decir la historia?

Al terminar la final de la AFC, varios jugadores de los Bills, incluyendo al quarterback Josh Allen, declararon que utilizarían el dolor de la derrota como combustible. Diggs permaneció en el campo, fue la forma en la que absorbió la pérdida. Sufrió su duelo para esperar su momento de revancha y ahora mirar de frente la victoria.

Por más que la lógica centre el Bills vs Chiefs como un partido más de la Semana 5 de la NFL, este domingo no es un domingo cualquiera.

Reporte de lesionados

En la práctica del miércoles, los Bills dieron a conocer que cinco de sus jugadores se auentaron de la práctica por lesión. Destacan el linebacker Matt Milano, el safety Jordan Poyer,  y el receptor Cole Beasey.