Seguro Social

¿A qué edad se debe solicitar la seguridad social para obtener las máximas prestaciones?

Para el 2022, la cantidad máxima de los beneficios del Seguro Social aumentará. ¿A qué edad se deben solicitar para obtener las máximas prestaciones?

Estados Unidos
0
Para el 2022, la cantidad máxima de los beneficios del Seguro Social aumentará. ¿Quiénes y a qué edad pueden obtener las máximas prestaciones?
kreinick Getty Images

Cada año, la cantidad máxima de las prestaciones del Seguro Social aumenta para todos los beneficiarios, como personas jubiladas, personas con alguna discapacidad o para las familias de los beneficiarios fallecidos. No obstante, no todas las personas son elegibles para recibir el máximo posible.

En cuanto a las personas jubiladas, que representan el mayor porcentaje de los beneficiarios del Seguro Social, la cantidad máxima de beneficios que pueden recibir depende del año y edad en que se jubilan, pero la cantidad máxima asciende a $3,895.

¿A qué edad se debe solicitar la seguridad social para obtener las máximas prestaciones?

Los beneficios más altos ($3,895) se otorgan a quienes se jubilan a los setenta años. Por otro lado, quienes se jubilan a los sesenta y cinco son elegibles a un pago máximo de $3,113; mientras que las personas que optan por jubilarse antes de los sesenta y dos años pueden recibir un beneficio máximo de solo $2,324 al mes.

Además, para ser elegible a los beneficios máximos dependiendo de la edad, la persona jubilada debe haber tenido consistentemente ingresos que igualen o excedan el límite máximo de ganancias impuestas por la Administración del Seguro Social (SSA) a lo largo de su carrera.

En 2020, el límite fue de $137,700 y para este 2021, el límite máximo es de $142,800 por año. Cabe mencionar que la cantidad cambia anualmente para tener en cuenta los ajustes por costo de vida (COLA, por sus siglas en inglés). Se estima que el COLA aumente entre un 6 y 6.1 por ciento para el 2002. Al aumentar el COLA, también aumentan los beneficios del Seguro Social.

La mayoría de las personas no reciben los máximos beneficios, ya que no igualan o exceden el límite de ganancias establecido por la SSA. Tan solo en 2020, alrededor del dieciocho por ciento de la población ganó más de $150,000. En 2019, la Oficina del Censo informó que el promedio de ingresos para los hombres era de $57,456 dólares y para las mujeres, $47.299 dólares, 10 mil dólares menos.