ANIVERSARIO 9/11

Selección de Estados Unidos y el primer partido después de 9/11

Después del atentado sufrido el 11 de septiembre, el fútbol fue el primer deporte que representó a una nación y lo hizo clasificando a la Copa del Mundo.

Estados Unidos
0
Joe-Max Moore en contra de Onandi Lowe durante partido de Eliminatoria CONCACAF entre Estados Unidos y Jamaica después de los atentados del 11 de septiembre.
Al Bello Getty Images

Este 11 de septiembre se cumplen 20 años de la tragedia sufrida en Nueva York; se conmemora a cada una de las personas que ayudaron en tantos momentos de dificultad, caos y pánico. También, la fecha hace recordar todo lo bueno que vino después, los trabajos de una sociedad que deseó salir adelante y que por distintos medios lo hizo. Una de esas salidas fue el fútbol, el cual llegó en octubre a restablecer cierta paz y alegría al patriotismo de los Estados Unidos.

Ese 2001, la Selección de Fútbol de los Estados Unidos disputaba las Eliminatorias CONCACAF para poder alcanzar una nueva oportunidad en una Copa del Mundo. A la primera fase la superaron sin problema al quedar líderes de grupo con un marca casi invicta y se esperaba por su mismo dominio en el Hexagonal Final. Desafortunadamente, después de cinco fechas, el buen momento comenzó a caer y llegaron a estar virtualmente fuera del certamen. Sólo un milagro podía salvarlos y el 7 de octubre le cumplieron a la afición.

Jugando en el Gillette Stadium de Foxborough, Massachusetts, Joe-Max Moore hizo celebrar rápido a la gente, pero James Lawrence no tardó en devolver a todos a la realidad: la eliminación del Mundial. Estados Unidos necesitaba ganar y esperar ciertos resultados para clasificar en la penúltima fecha del clasificatorio y todo lucía perdido. Tal era la tristeza del momento en las gradas, que el inmueble explotó cuando Moore anotó su segundo y definitivo gol para llevar a los norteamericanos hasta Corea-Japón 2002.

“Fue un día especial, muy emocional como para portar el jersey estadounidense. Era la primera vez que un equipo de los Estados Unidos representaba al país después del 9/11. Había enojo en el equipo también y cargamos con todas las emociones que había alrededor del país”, comentó hace un año Claudio Reyna a U.S. Soccer. “Lo que pasó ese día fue especial porque pudimos distraer a la gente de lo que pasó, representar de buena manera al país y conseguir un éxito que el país necesitaba. Los deportes unieron a todos una vez más después del 9/11”.

La historia siguió creciendo con el USMNT en el Mundial de 2002

Clasificar a una Copa del Mundo es una obligación para Estados Unidos y, como la describió Claudio Reyna en su momento, también son oportunidades únicas y la generación que fue a Corea-Japón 2002 lo entendió a la perfección. Después de sumar cuatro puntos en el Grupo D y dejar a Portugal en el camino, después vencieron por 2 a 0 a México y alcanzaron unos históricos cuartos de final donde apenas perdieron por la mínima diferencia ante Alemania.