MLB

¿Un gato provocó que la maldición de Baltimore Orioles?

El 2 de agosto frente a los Yankees, el animal se escabulló al campo para interrumpir el encuentro; a partir del siguiente día, los Orioles son un equipo de solo derrotas.

Estados Unidos
0
¿Un gato provocó que la maldición de Baltimore Orioles?

En el beisbol donde las superstición es el décimo pelotero sobre el terreno, la presencia inesperada de un minino podría ser el oscuro argumento para explicar el cambio de dirección que a partir de la mañana siguiente dos equipos comenzaron a experimentar.

Con la paliza 14-8 que los Angels les propinaron este martes por la noche, los Baltimore Orioles atraparon su derrota 19 de forma consecutiva, la tercera peor racha desde el inicio de la era divisional de Grandes Ligas en 1969.

Antes de que la tormenta pusiera los días más oscuros para la organización, los Orioles celebraron en el clubhouse visitante una aplastante victoria 7-1 sobre los New York Yankees.

Ese día, el 2 de agosto para ser exactos, un gato callejero interrumpió el juego al pasear por los jardines de Yankee Stadium. Personal de mantenimiento comenzó a perseguir al animal mientras que cientos de aficionados comenzaron a alentar la situación con gritos de MVP.

Por cuatro minutos el gato eludió a los trabajadores que intentaban atraparlo. La oficina de comunicación de los Orioles aprovechó el chusco momento para publicar en Twitter un mensaje en el que querían comunicarse con el agente del minino para una posible contratación.

A partir del día siguiente Baltimore comenzó a ser un equipo más malo de los que todos creían. La rapidez, decisión, tenacidad y sentido táctico con el que el gato se desenvolvió, contrasta con el desempeño lerdo que sus peloteros han tenido durante la seguidilla de malos resultados.

¿Podría un felino errante, incluso uno que no sea negro, afectar realmente el récord de victorias y derrotas de un equipo?

Juzguen ustedes mismos.

En abril, uno gris desaliñado corrió en Coors Field mientras los Dodgers y los Rockies jugaban. La novena de Colorado perdería 10 de sus próximos 13 encuentros.

¿Casualidad o coincidencia?

Pero regresamos a los Orioles porque la “maldición del gato” se podría poner peor cuando este miércoles enfrente a la estrella de dos vías, el japonés Shohei Ohtani por lo que la vigésima derrota al hilo es probable. Al terminar los tres compromisos contra Angels, los Orioles (38-86) recibirán a los Tampa Bay Rays (78-48), conjunto con el mejor récord de la Liga Americana.

Si pierden todos esos juegos, los Orioles romperían el récord de la era moderna de los Philadelphia Phillies de 23 derrotas consecutivas que data de 1961.

Si bien la aparición del gato ha sido una carga negativa para los Orioles, los Yankees levantaron el vuelo con 18 victorias y tres derrotas y buscan por primera ocasión desde 1961 alcanzar 12 triunfos en fila, por lo que la historia del gato es pura subjetividad. La maldición de unos es la bendición de otros.