Coronavirus

¿Cómo es el mandato de vacunas para los empleados de Nueva York y California? ¿Cuál es la fecha límite?

California y la ciudad de Nueva York requerirán que los trabajadores del gobierno se vacunen contra COVID. ¿Cuál es la fecha límite para hacerlo? Aquí los detalles.

Estados Unidos
0
Personal de salud aplica la vacuna contra en COVID-19
Patrick T. Fallon AFP via Getty Images

El pasado lunes, 26 de julio, el gobierno del estado de California y de la ciudad de Nueva York emitieron un mandato que requiere que los trabajadores de gobierno se vacunen contra el COVID-19 o se sometan a pruebas periódicas de detección de coronavirus.

La decisión tomada por ambos gobiernos busca frenar el aumento de contagios de coronavirus por la variante delta, así como garantizar la seguridad de los trabajadores del gobierno y de los habitantes de California y la ciudad de Nueva York.

¿Cómo es el mandato de vacunas para los empleados de Nueva York y California? ¿Cuál es la fecha límite?

California

El gobernador de California, Gavin Newsom, anunció que se requerirá que los trabajadores de la salud y empleados estatales muestren prueba de que están vacunados contra el COVID-19 o se hagan una prueba de detección de coronavirus cada semana.

Según Newsom, la nueva regla se aplicaría a aproximadamente 246,000 empleados estatales y al menos 2 millones de trabajadores de la salud y trabajadores de cuidados a largo plazo en los sectores público y privado. La medida entrará en vigor el próximo 2 de agosto.

Nueva York

En Nueva York se adoptó una medida similar, el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, dio a conocer que todos los empleados de la ciudad, incluidos los maestros y policías, deberán mostrar una prueba de vacunación o someterse a pruebas de detección semanales.

En NYC, la nueva medida se aplicará a alrededor de 340,000 empleados. Este anuncio llega una semana después de que DeBlasio diera a conocer otro mandato de vacunación para todos los trabajadores de la salud en los hospitales y clínicas administrados por la ciudad.

En la ciudad de Nueva York, esta política entra en vigor a mediados de agosto para las personas que trabajan en hogares de guarda, refugios o centros para personas mayores y el 13 de septiembre para el resto de los empleados de la ciudad.