CHEQUES DE ESTÍMULO

Cuarto cheque de estímulo: ¿Puede afectar la disminución del gasto de los consumidores a su aprobación?

El gasto del consumidor ha disminuido drásticamente en Estados Unidos, pero, ¿esto puede afectar a la aprobación del cuarto cheque? Aquí la información.

Estados Unidos
0
Cuarto cheque de estímulo: ¿Puede afectar la disminución del gasto de los consumidores a su aprobación?

El futuro de un cuarto cheque de estímulo continúa incierto y cada vez son más los que apoyan la aprobación de un nuevo pago de impacto económico.

Sin embargo, el Presidente Biden sigue sin pronunciarse al respecto, mientras que los legisladores republicanos argumentan que una nueva ronda es innecesaria debido a que las solicitudes de los beneficios al desempleo han disminuido y los negocios poco a poco comienzan a operar con normalidad.

Pese a que la recuperación pospándemica continúa avanzando, los nuevos datos sobre el gasto de los consumidores en el sector minorista cayeron en mayo después de alcanzar su punto máximo en marzo con la aprobación de la tercera ronda de cheques de estímulo, así lo reveló un informe del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

De acuerdo a estos datos, el gasto de los consumidores aumentó casi un 10% tras la aprobación del tercer cheque de estímulo, pero, para abril, este sólo aumentó un 0,09%, y en mayo hasta un -1,3%.

Cuarto cheque de estímulo: ¿Puede afectar la disminución del gasto de los consumidores a su aprobación?

Dicho esto, no ha dejado de surgir la duda sobre si la disminución del gasto puede afectar la aprobación del cuarto cheque de estímulo. Bien, pues si los niveles del gasto continúan en descenso podría ser una clara señal de que los estadounidenses necesitan una nueva ronda de pagos de impacto económico.

Sin embargo, habría que esperar a los datos de junio, julio y agosto, que serán los meses en donde se comenzarán a reflejar los resultados de la recuperación pospandémica, ya que será entonces cuando la mayoría de la población se encontrará completamente vacunada y de vuelta a sus actividades y labores.

Y es que, conforme más población vacunada hay, crece la seguridad para realizar viajes, salir a cenar con amigos, ir a eventos deportivos y conciertos, así como a plazas y cines, lo que, evidentemente, tendrá un impacto positivo en el gasto del consumidor.

Aunque claro, también hay que tener en cuenta que muchos estados están poniéndole fin a los subsidios al desempleo por coronavirus, lo cual podría dar números negativos en el gasto del consumidor, pues se han reportado casos en donde los ciudadanos ganan menos trabajando que recibiendo la ayuda al desempleo.