NFL

Jamal Adams se ausenta de minicamp de los Seahawks por motivos personales

El jugador ha dejado en claro en reiteradas ocasiones que quiere ser el safety mejor pagado de la NFL.

Estados Unidos
0
Jamal Adams con los Seahawks

Desde su llegada a la NFL como la sexta selección global del Draft de 2017, Jamal Adams ha dejado en claro dos cosas: La primera, que su talento y versatilidad son suficientes para cambiarle el rostro a cualquier defensiva. La segunda es que, para él, el dinero no es lo más importante. Es lo único.

El safety seleccionado tres veces al Pro Bowl en sus primeros cuatro años en la NFL no se presentó el lunes para los exámenes físicos previos al inicio del minicamp obligatorio de los Seahawks por motivos personales. Y, según reportó NFL Network el martes, el equipo ya le ha dado permiso al jugador para no presentarse a la sesión, lo que significa que no habrá multas involucradas.

Los motivos personales no serían el único argumento para justificar la ausencia de un jugador que ha dejado en claro en reiteradas ocasiones su deseo de convertirse en el safety mejor pagado de la NFL y que actualmente se encuentra jugando con la opción de quinto año de su contrato de novato, lo que le generaría 9.86 millones de dólares para la temporada 2021.

Al parecer, ese monto no es suficiente.

Actualmente, Justin Simmons es el safety mejor pagado de la liga con un contrato que le paga un promedio anual de 15.250 millones de dólares, y esa es la cifra con la que Seattle y los representantes de Adams deberán empezar a trabajar.

Los Seahawks, después de todo, parecen tener las manos atadas y llegarían a la mesa de negociaciones en una clara desventaja después de enviar dos selecciones de primera ronda a Nueva York por los servicios de Adams. Es un precio muy elevado para adquirir a un jugador por apenas dos temporadas, así que Seattle está obligado a extenderle el contrato y ahí es donde Adams dictará los términos.

Sea cual sea el precio que Seattle tenga que pagar por Adams parece justificado. En su primer año con los Seahawks, Adams encabezó al equipo con 9.5 sacks, récord para una temporada para un back defensivo, forzó un fumble y desplegó su versatilidad en todo el emparrillado dentro de una defensiva que tuvo dos rostros, al promediar 30.3 puntos por partido en la primera mitad del calendario y apenas 16 en la segunda parte de la campaña.

En términos financieros y manteniendo en mente el panorama general, a Adams le beneficia firmar una extensión de contrato que empiece a correr en 2022, cuando se anticipa que el tope salarial aumente una vez que las finanzas de los equipos recuperen algo de normalidad después de la maldita pandemia. Será entonces cuando, indudablemente, Adams esté en posición de finalmente ser el safety mejor pagado de la NFL.