MLB

Phillies vencen a Braves con controversial marcación en el plato

Durante el duelo en el Truist Park una jugada en el plato de Alec Bohm culminó con la ventaja definitiva para Philadelphia.

Estados Unidos
Alec Bohm y Travis d'Arnaud en juego entre Phillies y Braves
Todd Kirkland AFP

En recientes días los umpires de Grandes Ligas han estado en el ojo del huracán. Hace un par de días el juez Ron Kulpa fue el responsable de la victoria de los Mets sobre los Marlins tras marcar un hit by pitch en zona de strike y ahora los ojos se posan sobre los colegiados del juego entre Phillies y Braves.

Durante la novena entrada del encuentro, empatado en ese momento a seis, Didi Gregorius conectó un fly de out no muy en lo profundo del jardín izquierdo. Alec Bohm, internado hasta la antesala, aprovechó el contacto para intentar romper la igualdad y tras una apretada jugada en home con Travis d'Arnaud se marcó safe.

El problema es que desde múltiples ángulos de las cámaras la determinación de Lance Barrett, umpire de home, podría ponerse en tela de juicio. No obstante, tras la revisión de las oficinas de las Mayores en Nueva York la marcación se quedó y, a la postre, los Phillies salieron con la victoria de Atlanta que les permite conservar la cima de la NL Este.

Las reacciones

En casi una calca de lo acontecido en Citi Field el pasado 8 de abril el manager de los Braves, Brian Snitker, reclamó la decisión del cuerpo de árbitros y tras el final del juego se mostró decepcionado por el resultado.

"A veces es frustrante. Les dije a los umpires que había una imagen en la pantalla del estadio donde se ve que no tocó el plato", explicó.

Por su parte, Joe Girardi, timonel de los Phillies, defendió la determinación de los umpires y aseguró que había evidencia de que Bohm había tocado la goma. "Fue con la punta de su pie con lo que anotó, creo. Parece que su pie toca la esquina del plato, así lo vimos en varios ángulos", desarrolló.

Por su parte, el protagonista de la jugada fue conciso e indicó que la marcación no cambiará. "Dijeron que fue safe. Eso es todo lo que importa", sentenció Bohm.