MLB

J.D. Martínez pega tres home runs en triunfo de Red Sox sobre Orioles

Tras una campaña 2020 para el olvido en Boston, el patrullero y DH ha iniciado la temporada 2021 con el pie derecho y tiene un promedio de bateo de .472.

Estados Unidos
J.D. Martínez con los Red Sox
Julio Cortez AP

Durante la temporada baja J.D. Martínez habló de su paupérrimo desempeño durante la campañ 2020 y prometió para 2021 mejoraría su rendimiento. Tras poco más de una semana de actividad, el pelotero de los Red Sox ha cumplido con su palabra.

Durante el último juego de la barrida sobre los Orioles en Camden Yards, donde los 'patirrojos' vencieron a los locales por pizarra de 14-9, Martínez conectó tres cuadrangulares, remolcó cuatro y puso su promedio en .472 (17 hits en 36 turnos).

La proeza de J.D. se da a tan solo un día de que fuera colocado en la lista de COVID al presentar síntomas de resfrío, de acuerdo con el manager Alex Cora. Su presencia en el orden de Boston fue una incógnita hasta cerca de una hora del inicio del juego en Baltimore.

No solo Julio Daniel tuvo un desempeño destacado en el plato. El antesalista Rafael Devers también montó su show personal al conectar dos palos de vuelta entera e impulsó a media decena.

Día histórico

Para Martínez no se trató de solo un encuentro con tres vuelacercas, en caso de haber conseguido un cuarto cuadrangular (4 de 5 en el plato) habría igualado su marca de cuatro 'bambinazos' conseguida cuando militaba para los Diamondbacks.

Además, en sus primeros ocho encuentros disputados el pelotero de 33 años ya tiene 12 extrabases (cinco home runs, siete dobles), igualando la marca de más palos de dicha naturaleza desde 1906, la cual estaba en posesión de Dante Bichette desde 1994.

El arranque de campaña de Martínez son buenas noticias para Boston. En el plano personal ha mostrado una clara mejoría a comparación de 2020 ─.213/.291/.680 y siete home runs durante 54 juegos; contrastado con el .472/.500/1.083 y cinco cuadrangulares en solo ocho cotejos.

En conjunto, los Red Sox son el sexto mejor equipo en términos de bateo (.267), décimo segundo en media de embasado (.319) y octavos en slugging (.421). Su buen desempeño ofensivo los tiene en la cima de la AL Este (6-3), posición que no ocupaban desde 2018.