CONCACHAMPIONS

Giovanni Savarese, insatisfecho con resultado ante Marathon

En repetidas ocasiones, el entrenador de Portland Timbers aclaró esta postura con la prensa y espera que puedan cumplir en la vuelta en Providence Park.

Estados Unidos
Giovanni Savarese en conferencia de prensa tras el partido de Concachampions entre Portland Timbers y Marathon

Tanto se habla de las diferencias entre ligas y equipos que los resultados terminan por poner en duda todo y más para la MLS que siempre es puesta en cuestión de su avance deportivo. Esta tarde del 6 de abril, a pesar de no estar en temporada, se esperaba que Portland Timbers sacara un resultado favorable de la casa de Honduras. Desafortunadamente para ellos, sólo pudieron quedarse con el empate, algo que no le pareció nada maravilloso al entrenador Giovanni Savarese.

Portland estuvo arriba dos veces en el marcador, pero a momentos sufría los estragos de una cancha que ya tenía pronosticada el dirigente: “Es caluroso y el terreno muy fangoso. No es fácil jugar porque la bola no se mueve rápido. Nos íbamos a encontrar con esos retos y creo que los superamos de buena manera”.

Cada vez que regresaba Marathon, el momento y velocidad era para ellos con Kevin Arriaga y Marlon Ramírez. Fue complicado para los estadounidenses mantener el ritmo de juego, pero esto también no es de tanta preocupación teniendo en cuenta que apenas vienen de tres juegos de pretemporada que no les habían exigido el nivel presentado hoy por los de Héctor Vargas.

“La última parte del juego se volvió muy difícil porque se abrió con Arriaga encontrando varios espacios y creó muchos problemas para nosotros. Ese 2-2 se puede ver favorable y bien, pero no estamos satisfechos. Queríamos conseguir la victoria y continuaremos preparando para el juego que tendremos en casa”, añadió Savarese.

Sin embargo, también tiene muy en cuenta que, para el momento del equipo, esta fue la presentación ideal para saber de dónde parten para la siguiente campaña y, por supuesto, la llave, que se cerrará el próximo 13 de abril.

“Fue una gran actuación de nuestro equipo. Sabíamos que iba a ser un partido complicado, un gran reto y eso nos encontramos con Marathón”, resaltó el entrenador, quien sigue convencido del peligro que aún les pueden hacer los catrachos en Providence Park. “Creo que fue un juego muy competitivo y creo que hicimos en la primera mitad cosas muy buenas, pero, desafortunadamente, no pudimos capitalizar las oportunidades que creamos. Los pocos momentos que tuvieron, pudieron hacernos gol”.

Después de insistir en lo insatisfechos que estaban y de dejar en claro la demanda física de la cancha, también Savarese vio al futuro, entendiendo que es imprescindible aprender del trabajo de hoy y no confiarse de los dos goles de visitante que les dan cierta ventaja en el marcador. A su vez, Diego Valeri habrá sido fenomenal para ellos, pero puede ser que el siguiente juego tendrá que serlo alguien más. La conexión del equipo será clave.

“Teníamos que estar balanceados emocionalmente porque íbamos contra condiciones que no estábamos acostumbrados y hay que adaptarse a todo; los chicos hicieron un trabajo increíble para manejar todo lo que predijimos”, enfatizó.

¿Qué quedó por la parte de Héctor Vargas?

El entrenador de Marathon dejó en claro que ahora la moneda está en el aire y que ha caído en cuenta de que en sus laterales y extremos tienen una gran oportunidad de explotar sus armas para sacar una victoria en Portland. Si la velocidad la aprovechan, Vargas cree que pueden lograr la hombría y eliminar a los Timbers en su propia casa.