TORONTO BLUE JAYS

Vladimir Guerrero Jr. espera tener un buen año en las Mayores

El infielder señaló que después de haber perdido 42 libras se siente como se sentía en 2018, antes de debutar para la novena de Toronto.

Estados Unidos
0
Vladimir Guerrero Jr.
Douglas P. DeFelice AFP

Motivado en sus compañeros de equipo jóvenes, Vladimir Guerrero Jr. llegará al Opening Day con 42 libras menos y la esperanza de ver en su dieta alimenticia y entrenamientos una retribución en su rendimiento para la nueva temporada de la Gran Carpa.

"En 2018 me sentía de la misma forma en la que me siento ahora mismo, la misma confianza que ahora”, señaló sobre su físico, antes de debutar en las Mayores. “Y estoy bien. Es por ello que creo que tendré un buen año porque me siento como en 2018”, compartió para Rob Longley, de Toronto Sun.

Guerrero entrenó durante la campaña baja y estuvo activo en la pelota invernal en República Dominicana.

“En los últimos dos años sabían que llegaría fuera de forma. No me preparé muy bien. Sentí en ese momento que mis compañeros merecían una disculpa de mi parte. Hablé con ellos. Lo bueno es que lo aceptaron. Desde entonces han hablado conmigo y me han motivado”, compartió hace un par de semanas el pelotero.

Guerrero Jr. jugó los 60 partidos de la campaña reducida para los Blue Jays. En ellos conectó nueve cuadrangulares e impulsó 33 carreras, empatado en ese departamento en la tercera posición junto al cubano Lourdes Gurriel.

Su promedio de bateo descendió a .262 pero estuvo por encima de la media del club (.255).

Posición

Su físico le permite ahora regresar a la antesala. El nacido en Canadá señaló que jugará “donde sea que el club me necesite”. Este fin de semana en la Grapefruit League inició como tercera base y le tocó un roletazo en su dirección.

“Definitivamente me siento muy cómodo en la primera base. Aún necesito seguir trabajando duro para ser lo mejor que pueda", puntualizó.

Si lo ocupan en la tercera base, también estará dispuesto a regresar a la posición en la que debutó en 2019. "Estoy viendo la pelota tras los batazos. Mis piernas se sienten bastante bien. Me siento mucho mejor que hace algunos años", contó, según MLB.com.