Super Bowl LV 2021

Super Bowl LV

Super Bowl LV

Anillos del Super Bowl: ¿quién los hace, quién los paga y qué miembros del equipo ganador lo reciben?

Todo está listo para una edición más del Super Bowl LV este domingo 7 de febrero. Te dejamos lo que debes saber de los anillos de los campeones.

Estados Unidos
0
Anillos del Super Bowl: ¿quién los hace, quién los paga y qué miembros del equipo ganador lo reciben?

Hay muchas cosas que definen al Super Bowl, pero también hay elementos esenciales que no pueden faltar: el premio del MVP, el trofeo Vince Lombardi, y claramente los anillos de los campeones.

Por ello, en AS decidimos hacer un recuento de la historia de los anillos que reciben los jugadores que ganan el Super Bowl, y que buscarán Kansas City Chiefs y Tampa Bay Buccaneers este domingo 7 de febrero en el Raymond James Stadium.

La tradición de anillo del campeón

La tradición no nace precisamente de la NFL, sino más bien fue adoptada por la liga de fútbol americano desde la MLB. Las Grandes Ligas decidieron otorgar estos anillos de campeones por primera vez en 1922 cuando los Giants vencieron a los Yankees en la Serie Mundial.

Poco después, otros deportes en el país comenzaron a seguir esa tradición. El primer anillo de campeón del Super Bowl se entregó en 1967, y fue para Green Bay Packers al vencer a Kansas City Chiefs.

La empresa Jostens es la que más veces ha creado los anillos de campeones. Ha construído 35 de los 50 anillos de campeones del Super Bowl, incluyendo el primero y los últimos cuatro también.

"La relación con el fútbol americano comenzó a principios de la década de 1950 con anillos hechos para lo que eran, en ese momento, la AFL y la NFL, antes de que se fusionaran en lo que ahora es la NFL existente" señaló Chris Poltras, el vicepresidente de Jostens.

¿Quién lo paga?

La NFL aporta aproximadamente $ 5,000 por anillo hasta por 150 anillos, el resto lo paga la franquicia que se corona como campeón de la NFL. Y tienden a ir mucho más allá de eso.

Los anillos recientes incluyen decenas de miles de dólares solo en piedras preciosas, aunque el costo exacto de cada uno generalmente se mantiene en secreto y puede variar enormemente según las especificaciones y el tamaño. 

El récord de subasta de un anillo que alguna vez fue propiedad de un anillo de jugador pertenece a la venta de 2012 del anillo del Super Bowl XXV de Lawrence Taylor, que había ganado con los New York Giants. Se vendió por 230.401 dólares.