Estados Unidos

Pulisic reconoce inspirarse en la generación del Barça de Messi, Iniesta y Xavi

En entrevista para GQ, Pulisic reconoció que la generación del Barça, en donde brillaban hombres como Messi, Xavi e Iniesta, lo motivó a jugar pese a su físico.

Pulisic reconoce inspirarse en la generación del Barça de Messi, Iniesta y Xavi
Michael Regan AP

Christian Pulisic no ha tenido un camino fácil durante su carrera como futbolista profesional, ya que el jugador estadounidense tuvo que separarse de su familia a muy corta edad, pues con una hermana en secundaria, sus padres prefirieron dividirse, es decir, su madre y hermana se quedaron en los Estados Unidos mientras que él y su padre volaron a Alemania para que el 'Capitán América' emprendiera su aventura por el balompié europeo.

No obstante, esta no fue la única dificultad por la que pasó, sino que, en entrevista para la revista GQ, el extremo estadounidense habló de su físico, pues según las propias palabras del jugador del Chelsea "siempre fue muy bajo y escuálido", rasgos que pudieron pesar de más durante su desarrollo como jugador.

Sin embargo, esto no significó un problema para Pulisic, y es que su habilidad siempre estuvo por encima de todo y él mismo aseguró que el físico no importa, pues el fútbol es un juego que todos pueden jugar.

El atacante de 22 años de edad tuvo claro esto gracias a la generación del Barcelona en donde brillaban jugadores como Iniesta, Xavi y el propio Messi, quienes no se destacaban por su estatura o musculatura, sino por su habilidad e inteligencia a la hora de jugar al fútbol.

"Al crecer viendo a ese equipo de Barcelona que se destacó durante tantos años, realmente no tenía muchos grandes jugadores. Y estás como, 'Wow, no es necesario ser grande, no es necesario tener un determinado tipo de cuerpo para jugar al fútbol".

Pulisic entrenó siempre ambas piernas

Según la madre de Pulisic, el jugador nacido en Pensilvania siempre trató de entrenar al parejo ambas piernas, algo por lo que se destaca actualmente, ya que su dominio de balón con ambos pies es notorio.

"Él dijo: 'Está bien, voy a hacer 50 con mi pierna derecha, ahora voy a hacer 50 con mi pierna izquierda. Se enojaría mucho si no pudiera conseguirlo. Simplemente trabajaba en eso: pie izquierdo, pie izquierdo, pie izquierdo, golpeando la equina superior".