MLB

Theo Epstein se une a MLB como consultor

El exejecutivo de los Cubs, se convirtió en 2002 en el personaje más joven (28) en la historia del baseball en ocupar un cargo de gerente general con los Red Sox.

Theo Epstein
Matt York AP

Las actividades de gerencia en Boston y Chicago posicionaron a Theo Epstein como uno de los ejecutivos más capaces en los últimos años en las Grandes Ligas. Teniendo como referencia su participación directa en la construcción dos títulos de campeonato históricos en el baseball (Red Sox, 2004; Cubs, 2016), Epstein se incorporó ahora en las oficinas de la MLB como consultor sobre temas relativos al campo de juego, anunció Rob Manfred, comisionado de la Gran Carpa.

"Theo es una de las personas más contemplativas y con más logros de nuestro deporte. Estoy agradecido de que haya aceptado nuestra invitación para complementar el actual esfuerzo [de la liga] y proveer su percepción para hacer del mejor deporte del mundo incluso mejor para las próximas generaciones de aficionados”, sostiene el mensaje de Manfred.

Epstein dejó la presidencia en Chicago este invierno después de nueve campañas con los Cubs en ese puesto. Por la misma cantidad de tiempo, desde 2002, fue gerente general de Boston Red Sox. Eso lo convirtió en el personaje más joven (28) en la historia del baseball en ocupar tal cargo.

"Es un honor asistir los esfuerzos de Grandes Ligas y del Comité de Competencia para mejorar el producto en el campo de juego. Aprecio la consideración del Comisionado Manfred para hacerme parte de estas conversaciones importantes. Mientras el juego evoluciona, todos tenemos interés por asegurar que los cambios que vemos en el campo hagan más entretenido al deporte para los fanáticos, preservando todo lo que hace tan especial al baseball”, declaró Epstein.

A ambas novenas se les asoció con las “maldiciones” más longevas del baseball profesional. Los Red Sox (“Maldición del Bambino”) ganaron su primer Clásico de Otoño en 86 años en 2004; también consiguieron el Trofeo del Comisionado en 2007. Por otro lado, los Cubs (“Maldición de la Cabra”) se desentendieron de una sequía de 108 años sin triunfar en la Serie Mundial cuando remontaron un déficit de tres partidos (3-1) en 2016 ante Cleveland Indians.

Cambios al juego

La temporada 2020 sirivó como experimento para aplicar varias reglas en el diamante, algo que Grandes Ligas ha buscado por varias años al encontrar una reducción en el número de seguidores.

De acuerdo con cifras de Nielsen, 9.78 millones de personas en Estados Unidos vieron los seis partidos de la Serie Mundial entre Los Angeles Dodgers y Tampa Bay Rays, la cifra más baja desde la barrida de San Francisco Giants a Detroit Tigers en 2012 (12.66 millones). La reducción de este año con relación al segundo título de la novena dirigida por Bruce Bochy es de 32%.

“Necesitamos una forma de traer más acción al juego, que la pelota esté en juego por más tiempo, permitir que los peloteros muestren más su atletismo y darle a los fanáticos más de lo que quieren", esbozó Epstein.