NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

AQUÍ SOLO FOOTBALL

Nueva siembra, nueva liga en la NFL

Las derrotas de Pittsburgh y New Orleans dejan a Kansas City y Packers como los primeros sembrados en la AFC y NFC, respectivamente.

Estados UnidosActualizado a
Las derrotas de Pittsburgh y New Orleans dejan a Kansas City y Packers como los primeros sembrados en la AFC y NFC, respectivamente.
Rey Del Rio/Mark BrownAFP

Durante ocho semanas del calendario regular, los Steelers (11-2) fueron los primeros sembrados en la Conferencia Americana. Luego de su derrota de anoche (la segunda en fila luego de tres juegos en 11 días), Pittsburgh cae al segundo lugar y deja la primera posición a los campeones Kansas City Chiefs (12-1).

Es cierto que los Steelers no pasan por su mejor momento y que las lesiones a la defensiva comienzan a pasar factura. Ahora, perdieron en Buffalo, casa de unos Bills (10-3) que han madurado a lo largo de la temporada, particularmente a la defensiva, y hoy son uno de los mejores equipos de la liga.

¿Esta derrota convierte a Pittsburgh en pretendiente? Por supuesto que no. Los Steelers serán peligrosos en la postemporada, jueguen en casa o no. En Playoffs hay un intangible valiosísimo y se llama experiencia. Además, con estadios vacíos o semi-vacíos, la localía pesa hoy menos que nunca en la NFL.

En espera de lo que suceda esta noche entre Baltimore y Cleveland, ocho visitantes han ganado en la Semana 14, lo cual deja a los locales con récord de 103-103 en la campaña 2020.

Y un equipo que sabe ganar en cualquier patio son los Chiefs. Los campeones impusieron un récord de la franquicia con su décimo triunfo como visitante en fila (33-27 en Miami) y el coach Andy Reid mejoró a 109-66-1 en juegos fuera de casa.

Kansas City es el rival a vencer y ni siquiera tres intercepciones a Mahomes bastan para frenar a los Chiefs.

Mahomes (393 yardas y dos touchdowns contra los Dolphins) igualó a Peyton Manning y Dan Marino como los únicos jugadores en la historia de la NFL con al menos 4,000 yardas aéreas en tres de sus cuatro primeras campañas en la liga. Sus 26 juegos de 300 yardas en esas cuatro temporadas empatan la marca de Kurt Warner, y sus 14 partidos de 350 o más yardas son ahora un nuevo récord de la NFL.

Mahomes y los Chiefs pueden cometer errores, pero si los oponentes no los aprovechan, esa ofensiva los hará pagar el precio.

Después de dos intercepciones a Mahomes en el primer cuarto, Miami apenas pudo tomar una raquítica ventaja de 10-0; luego, los Chiefs anotaron 30 sin respuesta y pusieron el juego en su colección de regresos.

La defensa de los Dolphins hizo un buen trabajo al contener a Tyreek Hill en tres recepciones y 79 yardas (44 de ellas en un bombazo de touchdown), pero no encontraron la manera de frenar a Travis Kelce, quien se destapó con 8 balones atrapados, 136 yardas y una anotación.

Kelce tuvo cuatro recepciones de más de 20 yardas, incluidas dos de más de 30. En total, Kansas City tuvo 10 jugadas “grandes”, de 20 o más yardas. Un día más en la oficina.

Kelce tiene ahora 25 juegos de 100 o más yardas, con los que superó al legendario Kellen Winslow y se adueñó del tercer lugar de todos los tiempos. Solo Tony Gonzalez (31) y Rob Gronkowski (29) tienen más que Kelce, quien es el primer tight end con al menos 1,200 yardas en tres temporadas.

NFC, DE PACKERS

En la Conferencia Nacional también hubo cambios tras la sorpresiva derrota de New Orleans en Philadelphia, en el primer juego del novato Jalen Hurts como quarterback titular de los Eagles.

Hurts pasó para 167 yardas y un touchdown y sumó otras 106 yardas por tierra, uniéndose a Lamar Jackson como los únicos quarterbacks con al menos 100 yardas terrestres en su primer juego como titulares.

El tropezón de los Saints (10-3), combinado con el triunfo de Green Bay en Detroit, mandó a los Packers (10-3) al primer lugar de la siembra en la NFC. ¿Por qué si ambos tienen el mismo récord? Porque Green Bay ganó en New Orleans, 37-30 en la Semana 7, y el primer criterio de desempate es el duelo directo.

El domingo, New Orleans recibe a Kansas City, en un partido que muy probablemente dictará quiénes serán los dos únicos equipos con bye en la primera ronda de los Playoffs que -recuerda- ahora tendrá a 14 invitados, siete por Conferencia.

Kansas City es el claro favorito, pero las sorpresas están a la orden del día en la NFL y no hay razón para pensar que esa tendencia se detendrá en Playoffs.

Es la nueva normalidad.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?