Justicia

¿Por qué acusan a Trump de usar ejecución de presos como arma política?

A poco más de un mes de que termine su mandato, el presidente Donald Trump es acusado de usar la ejecución de presos como un arma política.

¿Por qué acusan a Trump de usar ejecución de presos como arma política?
Andrew Harnik AP

Otra vez el presidente Donald Trump es noticia y vuelve a estar en el ojo del huracán después de que ha sido acusado por utilizar la ejecución de presos como arma política. Bryan Stevenson, un abogado que será galardonado con el premio Right Livelihood la próxima semana, lamentó las ejecuciones federales que ha programado el máximo mandatario.

"Por cada nueve personas que hemos ejecutado en Estados Unidos, se ha identificado a una persona inocente condenada a muerte" señaló en una entrevista que concedió a la AFP. Y es que Stevenson ha podido demostrar la inocencia o conmutar las penas de 130 presos que han sido condenados.

Para el abogado de 61 años de edad, y que será condecorado el jueves junto con otros tres activistas de los derechos humanos, las ejecuciones deberían de pasar luego de que muchas personas inocentes han sido ejecutadas, sentenciando que "como en la aviación (...) Cuando un avión se estrella, tenemos que averiguar por qué. No permitimos que los aviones vuelen.

En salud y alimentación y seguridad hacemos lo mismo, pero de alguna manera en nuestro sistema de justicia, no solo seguimos ejecutando personas, ni siquiera tratamos de averiguar por qué la tasa de error es tan alta".

Esperanza con Biden

Hasta el momento, ha habido desde julio que la Administración de Trump reanudó las ejecuciones un total de ocho, además de que se encuentran programadas otras cinco, incluyendo una el 15 de enero, días antes de que Biden tome posesión. A pesar de ello, hay esperanza con la nueva administración.

Biden se comprometió a trabajar para abolir la pena de muerte a nivel federal, pero necesitará la aprobación del Congreso para hacerlo y los demócratas deberían para eso recuperar el control del Senado.

Stevenson no tiene dudas de que la pena de muerte es uno de los grandes problemas que tiene la justicia de Estados Unidos, misma en la que se hace notoria la discriminación racial, la penalización por enfermedades mentales y el encarcelamiento a menores de edad.