NFL 2020

Ravens amaga a la NFL con irse a huelga

La NFL podría argumentar que los jugadores violaron tanto el contrato colectivo como el acuerdo con la NFLPA para poder jugar la temporada 2020.

Sam Koch y Justin Tucker con los Ravens
Rob Carr AFP

Muchos se preguntan por qué la NFL ha sido tan condescendiente con los Baltimore Ravens, equipo que ha colocado al menos a 20 jugadores en la lista COVID-19 y cuyo partido ante los Pittsburgh Steelers se ha movido de fecha tres veces, para finalmente quedar programado este miércoles por la tarde.

La razón podría como bandera los colores negro y rojo.

Según un reporte de Pro Football Talk, los jugadores de los Ravens amenazaron con hacer una huelga si el juego del martes no se movía.

“Escuché que hay un grupo de Ravens descontento por tener que jugar el martes, dado cómo se ha manejado todo”, escribió Jonas Shaffer, del Baltimore Sun. “Una fuente me dijo que la NFL había ofrecido el miércoles, pero que algunos jugadores querían el jueves. No se alcanzó ningún consenso”.

El juego entre Ravens y Steelers estaba programado originalmente para el jueves de Thanksgiving, la semana pasada, pero la NFL lo pospuso al domingo por la tarde, luego del domingo al martes por la noche, debido al brote de COVID-19 en los Ravens.

Baltimore no pudo regresar a sus instalaciones el lunes por la mañana, así que los Ravens no querían jugar el martes, según múltiples reportes.

Según Pro Football Talk, en caso de una huelga la NFL podría argumentar que los jugadores violaron tanto el contrato colectivo como el acuerdo con la Asociación de Jugadores para poder jugar la temporada 2020 en medio de la pandemia.

Los jugadores, por su parte, podrían contrademandar a la liga por el riesgo que conlleva jugar un partido con tan poca preparación.

La NFL, agrega Pro Football Talk, podría optar por romper el acuerdo, lo cual pondría en riesgo la conclusión de la campaña.

Entre los jugadores que los Ravens colocaron en la lista COVID-19 están el quarterback Lamar Jackson y los corredores Mark Ingram y J.K. Dobbins, quienes ahora están elegibles para jugar el miércoles ante Pittsburgh, reportó NFL Network.

Los Steelers también tuvieron problemas con el virus y colocaron en la lista COVID-19 al corredor James Conner y al coach de equipos especiales, Danny Smith, tras dar positivo.

Si el partido se juega el miércoles, será apenas la sexta ocasión en la historia que un juego de la NFL se lleve a cabo ese día, siendo la ocasión más reciente en 2012, entre los New York Giants y los Dallas Cowboys.

LOS DAÑOS COLATERALES

El partido de los Steelers ante el Washington Football Team, de la Semana 13 y programado para el domingo, también fue movido y ahora se jugará el lunes 7 de diciembre, antes del duelo entre los San Francisco 49ers y los Buffalo Bills en Monday Night Football.

La NFL también tuvo que hacer más cambios en el calendario de los Ravens. Su juego de la Semana 13, en casa ante los Cowboys, originalmente programado para este jueves, se movió primero al lunes y luego a la noche del martes 8 de diciembre.