MLB

Yonder Alonso anuncia su retiro de Grandes Ligas

El pelotero cubano llegó a la Gran Carpa en 2010 como selección de primera ronda de los Reds. También jugó para Padres, A’s, Mariners, Indians, White Sox y Rockies.

Yonder Alonso
Orlando Ramirez Associated Press

Yonder Alonso ha decidido que es tiempo de colgar los spikes y la monopla después de pasar 10 años en los parques de pelota de la Major League Baseball, anunció a través de su cuenta de Instagram.

El toletero cubano agradeció a su familia, compañeros, organizaciones y a su agente tras su trayectoria de 1,072 partidos en las Mayores. “Les agradezco desde el fondo de mi corazón. Un niño cubano con grandes sueños de conseguirlo en un país libre, los he superado todo y un poco más”, escribió en su publicación.

Alonso jugó por última ocasión el 29 de septiembre de 2019 vistiendo la playera de los Rockies como bateador emergente. El habanero firmó después, en febrero de 2020, un contrato de Ligas Menores con los Braves; no obstante, solo pasó la lista de 60 peloteros, pero no la de 40 cuando llegó julio e inició la temporada reducida.

El inicialista se despide de las Mayores con una carrera de 100 cuadrangulares, 366 carreras remolcadas y promedio de bateo de .259. Auténtico trotaestadios, Alonso defendió los colores de siete novenas: Cincinnati Reds, San Diego Padres, Oakland Athletics, Seattle Mariners, Cleveland Indians, Chicago White Sox y Colorado Rockies.

Asimismo, terminó sexto en la carrera por el Novato del Año de Liga Nacional en 2012 (Bryce Harper), y recibió una mención al All-Star Game en 2017, campaña en la que conectó 28 cuadrangulares, 67 impulsadas y .255 de bateo.

Nueva etapa: transmitir el conocimiento

Sin ánimo de despedirse del baseball, Alonso pretende mantenerse en el gremio ayudando a las futuras generaciones, compartiendo con ellas su conocimiento adquirido a través de los últimos 10 años en la Gran Carpa.

"Sé que quiero ayudar a los atletas jóvenes, no solo en el aspecto físico, pero también en la parte mental porque he pasado por todo ello. Fui un All-Star, jugador con rol específico, jugador de día a día, de banca. Diablos, algunas ocasiones también fui entrenador. Así que lo he hecho todo, y siento que no hay nada mejor que tener a un muchacho en el vestidor o simplemente cercad e la organización que haya pasado por todo ello y que se pueda mezclar no solo con jugadores latinos, pero también estadounidenses", reconoció para MLB Newtork Radio.