INGLATERRA

El comentario racista por el que ha dimitido el presidente de la Federación inglesa de fútbol

Greg Clarke, quien primero pidió perdón, ha dejado su cargo por sus palabras pronunciadas durante una conferencia organizada por el Ministerio de Deportes.