NFL 2020

No esperes más: Los pronósticos para la semana 10 de la NFL

Seattle busca retomar la senda de la victoria y encontrar un esbozo de su defensiva en su visita a los Rams.

Partido entre Rams y Seahawks
Abbie Parr Getty Images

Yo creo que no hay una época más feliz en la vida de todo hombre que sus tres años en la preparatoria. Las responsabilidades eran mínimas, las fiestas eran extremas y, más importante aún, podías lidiar con la resaca.

Hace apenas unos días, uno de mis mejores amigos me envió una foto en nuestro último año de prepa. Y no pude evitar sonreír. Era flaco ─ok, bueno, no tan gordo─ guapo y feliz. Eran esos días en los que todo era diversión y hasta pegue tenía uno. Lo cual hubiera sido mucho más divertido si no hubiera ido a una escuela de puros varones.

De inmediato, le enseñé la fotografía a mi esposa y le dije con la expresión más seria que encontré: “Mira que guapo era tu marido”.

─ “Bueno, la actitud es lo importante”, respondió.

Una respuesta cruel pero necesaria. No pude más que ponerme a reflexionar y esperar a que se metiera a bañar para apretar todos los frascos que encontré en la cocina a manera de venganza.

Pero la próxima exseñora de DeTocho tiene un punto: Todo trata de percepciones. En la NFL la situación no es muy distinta.

El problema con la NFL es que las percepciones cambian semana a semana. Hay equipos que pensamos que tienen etiqueta de Super Bowl y que la realidad nos dice que podríamos estar viendo hacia el lado equivocado.

El domingo pasado fue el mejor ejemplo: Vimos a unos Steelers sufriendo lo indecible para liquidar a unos Cowboys que se presentaron a jugar con poco más que buenas intenciones. Los Chiefs, con un Patrick Mahomes en modo vintage, igual tuvieron que apretar las nachas los dientes para vencer a Teddy Bridgewater. Y de los Bucs y Seahawks mejor ni hablamos.

Semana a semana hay un equipo que da un juego y nos hace pensar “estos bien podrían ganar el Super Bowl” y al domingo siguiente le encontramos más defectos que a tu ex. La falta de regularidad es evidente, incluso entre aquellos que han encontrado el triunfo de manera consistente. Pero también es una señal de esperanza, es una señal de que lo mejor está por venir.

Nos quedan aún dos meses de calendario regular y los playoffs. Hay muchos equipos que aún no han mostrado su mejor nivel y cuando eso suceda será algo que definitivamente no te vas a querer.

Sí, lo mejor está por venir, y no, no me refiero a los PICKS de la semana 10. Aunque, vamos, tampoco están tan mal.

Antes de entrar en materia, permítanme dejarles un acertijo: ¿Saben cuál es la diferencia entre Iván Pirrón y los Jets? Que los Jets no van a perder esta semana.

Juego de la semana

Seahawks en Rams (-2): Es difícil encontrar dos defensivas más contrastantes en la NFL que las de estos dos equipos. Por un lado, los Seahawks son un colador, un equipo que parece que juega con nueve hombres en cada jugada. Por el otro, unos Rams que apenas han permitido más de 24 puntos en dos ocasiones, y una de ellas fue con 14 puntos de la defensiva y equipos especiales del rival. No luce parejo, ¿o sí?

Los Seahawks han demostrado que tienen ataque de Super Bowl y defensiva de pretemporada. Son la antepenúltima en puntos, última en yardas, última contra el pase y la 24ta en tercer down. Han admitido al menos 30 puntos en cuatro de ocho juegos, incluyendo sus dos derrotas y aún no conocen a un equipo que no les ponga 23 en el tablero. Pero, amigos míos, tampoco se han encontrado con nadie al que no le puedan mover el balón.

Ese es un punto importantísimo a tomar en cuenta al analizar a los Rams. En el papel, la marca de 5-3 de Los Ángeles es de respeto y suficiente para tenerlos en el panorama de playoffs. Pero, aunque no es su culpa, esas cinco victorias fueron ante equipos inertes como Cowboys, Eagles, Giants, WFT y Chicago. Comparar el nivel de competencia con su rival en turno es tan absurdo como encontrar puntos de comparación entre Megan Fox y Carmen Salinas. No sé si pueda ser tan claro.

Pero no por eso se puede poner a los Rams en papel de víctima. Ciertamente Las Vegas no lo ha hecho. Tienen un coach ingenioso, el equipo juega en casa después de una semana de descanso y desde que Sean McVay asumió las riendas de L.A. en 2017 tiene marca de 4-2 ante los Seahawks. Esos seis enfrentamientos son contrastantes, ha limitado a Seattle a menos de 17 puntos en tres juegos y ha permitido al menos 30 en los otros tres ¿qué versión veremos?

Seattle está, justificadamente, abajo en las apuestas por culpa de su defensiva, pero ha anotado 34 puntos en cada una de sus dos derrotas. A pesar de salir desplumados de Buffalo el domingo pasado, Russell Wilson y la ofensiva son una unidad de elite y, enfrentémoslo, eso es mucho más de lo que se puede decir de Jared Goff y compañía.

Los Seahawks están conscientes de sus carencias defensivas y eso les da, automáticamente, un sentido de urgencia. Están al tanto de que un desliz les puede costar la cima del sector, en especial un desliz en un duelo divisional.

PICK: Seahawks 31-28 Rams.

Seguro de la semana

Jacksonville en Green Bay (-13): Billy The Kid contra tu tío el borracho. Packers 34-17 Jaguars.

Sorpresa de la semana

Vikings (-3) en Chicago: Los Bears son plenamente capaces de sacar a Dalvin Cook de la ecuación y poner el juego en las manos de Kirk Cousins. Bears 24-21 Vikings.

Los TurboPicks

Colts en Tennessee (-2): Las posibilidades de que pierdan los Colts y de que la esposa de Philip Rivers salga embarazada son básicamente las mismas. Titans 27-23 Colts.

Buccaneers (-5) en Carolina: Los Panchos Panteras han aprendido a competir... en una liga donde competir no es suficiente. Bucs 28-24 Panthers.

Texans en Cleveland (-3): Semana de descanso y el regreso de Nick Chubb, y precisamente ante la peor defensiva contra la carrera. Browns 27-23 Texans.

Washington en Detroit: No confío en la gente que vea este juego por gusto. Lions 26-21 Washington.

Eagles (-3.5) en NY Giants: Los Eagles parece que empiezan a salir del hoyo. Los Giants siguen cavando. Eagles 26-21 Giants.

Chargers en Miami (-2.5): Me bajo del “Tren Herbert” y me subo al “Tren Tua”. Dolphins 26-24 Chargers.

Bills en Arizona (-1.5): Los Cardinals tienen exactamente un triunfo de calidad este año, ante el colador de los Seahawks. Necesito más. Bills 35-30 Cards.

Broncos en Las Vegas (-5): Derek Carr es el mejor quarterback del que nadie está hablando. Se tenía que decir y se dijo. Raiders 28-21 Broncos.

Bengals en Pittsburgh (-7.5): Voy a asumir que Pittsburgh cuenta con Roethlisberger y con las ganas de jugar 60 minutos y no sólo los últimos 20 como el domingo pasado. Steelers 31-21 Bengals.

49ers en N. Orleans (-9): Juego de trampa... no lo suficientemente profunda, sin embargo. Saints 31-24 49ers

Ravens (-7) en N. England: Cam Newton está jugando peor que su tío Isaac. Ravens 30-20 Patriots.

#QuedateEnCasa como: Falcons (3-6), Cowboys (2-7), Chiefs (8-1) y Jets (0-9).

La Apuesta de DeTocho

Ravens -7

49ers +9

Bills +1.5

Carrera de Picks:

Semana 9

Pirrón: 8-6

DeTocho: 10-4

En la temporada:

Pirrón: 80-53

DeTocho: 92-41

Contra el spread:

Semana 8

Pirrón: 6-7-1

DeTocho: 6-7-1

En la temporada:

Pirrón: 52-72-9

DeTocho: 67-62-4