NFL

Patriots mueven piezas para ayudar al cuerpo de wide receivers

Uno de los puntos flacos de la ofensiva de New England es el grupo de receptores y durante esta semana Bill Belichick realizó dos movimientos en la unidad.

Isaiah Ford y Donte Moncrief

Uno de los puntos más débiles de la ofensiva de los Patriots es el ataque aéreo, el cual ha generado un promedio de 192 yardas por partido, la tercera menor cantidad de la liga. Ante esto, Bill Belichick ha hecho un par de movimientos.

Previo a la fecha límite para realizar canjes, la cual fue este martes 3 de noviembre, los Patriots mandaron una selección de sexta ronda del draft por el receptor de 24 años Isaiah Ford, proveniente de los Dolphins.

Ford, egresado de Virginia Tech, fue reclutado en la séptima ronda del Draft 2017 por los Dolphins. En total, ha jugado en 16 juegos y registra 41 recepciones para 428 yardas; en 2020 parece tener su mejor campaña como profesional al ya contar con 184 yardas en siete juegos.

Por otra parte, este miércoles New England firmó a Donte Moncrief a su escuadra de prácticas. La última experiencia del receptor en la NFL fue con los Jets en 2020, aunque fue puesto en libertad previo al inicio de la campaña.

Moncrief, de 27 años, tuvo su primera aventura como profesional con los Colts, quienes lo tomaron en la tercera ronda del Draft 2014. En 2018 abandonó Indianapolis y firmó por un año con los Jaguares; para 2019 jugó para Panthers y Steelers. En seis años de carrera tiene 204 atrapadas, 2,561 yardas y 21 touchdowns.

Adición defensiva

La llegada Moncrief a la escuadra de prácticas no fue la única del día. Asimismo, los Patriots firmaron al tackle defensivo Ryan Glasgow, quien llegó a la NFL en 2017 de la mano de los Bengals y tuvo un efímero paso por los Texans este año.

La adquisición de Glasgow podría ser consecuencia de la inoperancia de New England para frenar a los corredores rivales. Esta campaña han tolerado un promedio de 140.4 yardas terrestres por partido, la sexta peor cantidad de la liga.