NFL

Anthony Lynn está preocupado por el desempeño de Chargers

Por cuarta ocasión en la campaña los Chargers dejaron perder una ventaja de más de 10 puntos y cayeron derrotados; la más reciente ocasión contra Broncos.

Estados Unidos
Anthony Lynn con los Chargers
David Zalubowski AP

Los Chargers son mejores de lo que su récord indica. Con balance de 2-5 se podría esperar que el equipo de Los Ángeles tuviera problemas en los emparrillados; no obstante, sus problemas son consecuencia de sus colapsos. El más reciente de sus fracasos terminó por colmar la paciencia de Anthony Lynn.

En entrevista tras el término del encuentro contra los Broncos, el cual se decidió en la última jugada del compromiso en favor de Denver, el coach de los 'Bolts' se mostró desconcertado por el descalabro.

"Lo lamento, me siento mal. Teníamos el juego bajo control. La manera en la que perdimos el juego es inaceptable y tomó la responsabilidad por eso", mencionó según informa The Associated Press.

El sentimiento de desesperanza es compartido. Justin Herbert habló para Sports Illustrated y aseguró que es duro haber perdido una ventaja de 21 puntos. "Es difícil. Estar tan cerca, tener la delantera así y perder definitivamente es duro, pero no podemos hacer nada. Sé que vamos a salir adelante y tener una gran práctica esta semana", detalló.

Historia de la mala

Lo alarmante del fracaso contra los Broncos es que los Chargers comienzan a manifestar un patrón para no poder aferrarse a ventajas holgadas. Según AP, los 'Bolts' son el primer equipo de la NFL en perder delanteras de 16 puntos o más en cuatro juegos seguidos.

En los últimos cotejos disputados perdieron ventajas de 17 contra Buccaneers y Saints, además de una de 21 contra Broncos. Solo contra los Jaguars pudieron salir con la victoria, aunque durante el trámite del partido vieron desaparecer una diferencia de 16 en el marcador e incluso se vieron abajo durante un momento.

Además, en la semana 2 de la campaña también perdieron una delantera de 11 unidades, en dicha ocasión contra los Chiefs.