NFL

Joe Montana confiesa que siempre creyó en Tom Brady

Montana declaró que una vez que Brady llegó a Tampa Bay, el mariscal de campo se ganó el respeto de sus compañeros con su ética de trabajo.

Tom Brady, Joe Montana
Gary Reyes MediaNews Group via Getty Images

Cuando los comparativos llegan en la NFL para determinar al "mejor jugador de todos los tiempos" es común que los argumentos en nombre de Tom Brady y Joe Montana sean los que más simpatizantes aglomeren. Atletas de diferente contexto, pero de la misma posición, entran al final de cuentas en un sinfín de sitios en común: múltiples campeonatos, orquestadores de una dinastía en la liga, autores de diferentes marcas, íconos de un club, y respetados por un sinfín de colegas.

El final de sus carreras, incluso, tuvo un giro similar. Montana salió de los Niners tras 13 años y cuatro campeonatos en San Francisco para jugar dos años más detrás del centro con Kansas City Chiefs. Brady, por su parte, partió de Foxborough luego de 20 años en el equipo con el que ganó seis anillos de Super Bowl para una nueva etapa –posiblemente final– con Tampa Bay Buccaneers.

Para Montana, salir de San Francisco, tras perder la titularidad ante Steve Young por una lesión en el hombro que solo le permitió jugar un partido en dos calendarios completos, significó un retroceso en su carrera en cuantro a la producción numérica, aunque no en términos colectivos pues sus dos años en Missouri los manejó con marca conjunta de 17-8.

Antes de iniciar la agencia libre, Montana aconsejó a Brady evitar el traslado de una ciudad a otra a su edad. Con 42 años, Brady llevó sus talentos al sur de Florida para iniciar con una nueva aventura. A siete semanas de su debut en un uniforme distinto al de toda su carrera, Brady mantiene a los Buccaneers en la cima de su división (5-2) y es, a sus 43 años, el segundo mariscal de campo con más pases de anotación en la NFL con 18 contra cuatro interecepciones apenas.

Montanta solo intentó guiar a Brady. La intención de su consejo nunca significó desconfianza sobre el combustible restante en el tanque de Brady: "Nunca dudé que tendría otra cosa más que éxito allí. Lo cargaron de armas. Le trajeron a su antiguo objetivo [Rob Gronkowski]. Las cosas comenzaron a situarse en el sitio correcto para él", dijo en Wake Up Call con Tony Desiere y Ronn Culver.

Presionar a Brady, la táctica de los Giants

Prueba de su alto nivel después de dos décadas de llegar a la liga, las defensas contrarias siguen descifrando cómo llegar hasta Tom Brady para evitar que imponga su ritmo de ataque. Pasó en un inicio cuando soprendió a la liga y sigue ocurriendo esta campaña. El defensive end Leonard Williams espera que los Giants ejerzan presión sobre el mariscal de campo el próximo lunes.

Cada vez que he jugado contra Tom Brady, incluso temprano en mi carrera, se le conoce por sacar el ovoide muy rápido. Además no es el tipo de mariscal de campo que se escabulle, no se sale de la bolsa de protección y cosas parecidas. Puede, si se lo permites, pero no quiere correr. Quiere quedarse en la bolsa, quiere una línea al pie de batalla y sacar rápido el balón", analizó Williams desde la experiencia tras haber jugado 10 partidos ante los Patriots durante su estadía con los Jets.

Con una victoria en su carrera contra Brady, Williams cree saber qué necesitan los Giants para el próximo lunes por la noche: "Para una línea defensiva, queremos tener esa presencia media, ese empuje, no permitirle que se plante para su envíos. Hay que hacer que saque el pase desde [el apoyo de] su pie trasero y cosas así. Simplemente ponerle la presión en su cara".