CORONAVIRUS EN USA

Segundo cheque estímulo: Las declaraciones de Pelosi sobre la Casa Blanca por no cerrar un acuerdo

La líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se pronuncia contra la Casa Blanca por no poder cerrar un acuerdo para el nuevo rescate económico.

Segundo cheque estímulo: Las declaraciones de Pelosi sobre la Casa Blanca por no cerrar un acuerdo
CARLOS BARRIA REUTERS

Han pasado cinco meses desde que comenzaron las negociaciones en el Congreso para la aprobación de un nuevo rescate económico y hasta ahora - 27 de Octubre - los resultados continúan siendo nulos. Y es que, demócratas y republicanos no han logrado llegar a un acuerdo bipartidista para el nuevo paquete con alivios para el coronavirus.

Por su lado, los republicanos continúan culpando a la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, por el estancamiento de las negociaciones; mientras que los demócratas señalan que los verdaderos culpables son los republicanos, quienes se han encargado de bloquear sus propuestas debido al alto costo, pues es necesario tener en cuenta que los demócratas buscan un rescate de 2.2 billones de dólares, mientras que los republicanos se inclinan hacia un paquete de menor costo.

Segundo cheque estímulo: Las declaraciones de Pelosi sobre la Casa Blanca por no cerrar un acuerdo

De hecho, en una de sus más recientes entrevistas concedidas para la MSNBC, Pelosi se pronunció en contra de la Casa Blanca y sus negociadores, culpándolos por no poder cerrar un acuerdo para el nuevo rescate económico, especialmente por el cambio del lenguaje.

"Hace unos diez días, ellos [los negociadores de la Casa Blanca] finalmente dijeron: 'Está bien, seguiremos adelante con el plan de prueba. Solo vamos a hacer un toque ligero en el idioma’”, continuó Pelosi.

“El toque ligero fue eliminar el 55% del lenguaje, cambiando la palabra 'debe' - la administración 'debe' hacer esto, ellos 'deben' - por la administración 'puede' hacer esto. Los 'requisitos' se convirtieron en ‘recomendaciones’ y cosas por el estilo, por lo que el dinero volvería a ser un fondo de soborno para que el Presidente pueda hacer esto o aquello, en lugar de exigirlo. Pero pensamos, está bien, esto es solo un juego de poder. Luego hicieron un escándalo, regresaron y dijeron: 'Está bien, estamos allí contigo’”, finalizó la demócrata.

Cabe mencionar que, entre los otros obstáculos para lograr un acuerdo bipartidista se encuentra la petición de los demócratas para asegurar fondos para el censo y los sistemas electorales del país, así como la ayuda financiera para los gobiernos estatales y locales; mientras que los republicanos se encuentran más sumergidos en proteger a las empresas de las demandas relacionadas con el coronavirus.