NFL

Cardinals pierde a Chandler Jones por el resto del año

El líder en sacks de la campaña anterior sufrió una lesión en el bíceps en el triunfo del domingo ante los Jets.

Cardinals pierde a Chandler Jones por el resto del año
Ross D. Franklin AP

La defensiva de Arizona ha sido una interrogante durante toda la campaña, estableciéndose como la quinta mejor en puntos recibidos gracias a dominantes actuaciones ante ataques inmóviles como Washington o los Jets. Tienen, sin embargo, una certeza: No contarán con uno de sus mejores miembros por el resto de la temporada.

Los Cardinals anunciaron el jueves que el estelar edge Chandler Jones estará fuera de acción de tres a cuatro meses debido a una lesión en el bíceps derecho que sufrió en el segundo cuarto de la victoria de la semana pasada ante los Jets. Jones esperaba encontrar una solución a sus molestias que no requiriera una visita al quirófano, pero esa solución nunca llegó.

Jones fue líder de la NFL la temporada anterior con 19 sacks y desde que llegó a la NFL en 2012 acumula 97 derribos de quarterback, la cifra más alta en toda la liga en ese lapso. Sin embargo, el hermano del excampeón de la UFC Jon Jones apenas tenía una captura en la actual temporada, un claro indicio de que el bíceps no era su único problema de salud.

Los Cardinals sin duda resentirán su ausencia

“Es un tremendo jugador, como todos lo sabemos”, dijo el coach Kliff Kingbury sobre una de las piezas con mayor experiencia en su joven defensiva. “Es una gran persona. Un gran líder en este equipo, así que no va a ser sencillo”.

A pesar del bajo rendimiento de Jones en el primer cuarto de la temporada, la defensiva de los Cardinals ha encontrado la forma de presionar al pasador, con 14 sacks en lo que va del año gracias a la producción de fuentes inesperadas como Haason Reddick, Corey Peters, Jordan Phillips, Devon Kennard y Dennis Gardeck, quien tienen dos capturas cada uno.

Pese a que los Cardinals han encontrado la manera de presionar al quarterback, la ausencia de Jones podría tener un mayor impacto el próximo lunes, cuando Arizona visite a los Cowboys en un juego en el que el equipo de Kingsbury intente ratificarse como un serio contendiente en la disputada Oeste de la NFC o mantenga su inconsistencia.

Por un lado, los Cowboys agradecen la ausencia de Jones, un problema menos del cuál preocuparse en el primer juego de Andy Dalton como titular del equipo ante la horrenda lesión de Dak Prescott.