LA GALAXY

David Bingham asegura que no perdieron por el penal

David Bingham explicó que no perdieron por el penal en los últimos minutos de juego, sino por solo jugar 10 minutos bien contra San Jose Earthquakes.

David Bingham asegura que no perdieron por el penal
Rick Bowmer AP

LA Galaxy perdió su cuarto partido consecutivo este sábado con San Jose Earthquakes, por lo que se encienden los focos rojos para la escuadra de Guillermo Barros Schelotto que desde que regresó Chicharito al terreno de juego no han conseguido una sola victoria. Tras confirmarse una caída más, David Bingham, portero de la escuadra angelina, habló en conferencia de prensa sobre el mal partido que hicieron por 80 minutos, donde además aseguró que el penal no fue la causa de la derrota.

“Cada vez que marcan un penal al final del juego es difícil. Pero ese incidente no es lo que hizo que perdiéramos el juego, los 80 minutos que jugamos como una mierda fue por lo que perdimos el juego, así que no es importante ni justo atribuirlo a esa jugada cuando los otros 80 minutos fuimos todos una mierda”, explicó el meta de LA Galaxy, a lo que agregó que si hubieran jugado todo el partido como lo hicieron los primeros 10 habrían salido con una goleada de 6-0, pero no lograron mantener el ritmo de juego.

Con esta seguidilla de derrotas y malos resultados, el equipo angelino se fue al fondo de la Conferencia Oeste, por lo que con menos de 10 partidos por jugarse, el equipo de Chicharito Hernández está cada vez más lejos de puestos de postemporada y con esto el darse cuenta que no se puede cubrir tan fácil la salida de Zlatan Ibrahimovic.

Qué sigue

El próximo partido para Jona dos Santos y compañía será el próximo miércoles 7 de octubre contra Portland Timbers, por lo que si quiere mantenerse cerca de los últimos lugares para entrar a la postemporada deberán buscar los tres puntos sí o sí. Actualmente cuentan con 15 puntos y se encuentran en el fondo de la Conferencia, pero el octavo lugar solo tiene 3 puntos más, por lo que la esperanza de playoffs todavía no se esfuma del todo.