POLÍTICA

¿Quién es Amy Coney Barrett, la candidata de Trump a la Corte Suprema?

Trump, anuncia a su candidata a la Corte Suprema. Se trata de la conservadora Amy Coney Barrett, pero, ¿quién es la posible sucesora de Ruth Bader Ginsburg?

¿Quién es Amy Coney Barrett, la candidata de Trump a la Corte Suprema?
OLIVIER DOULIERY AFP

Tras el fallecimiento de Ruth Bader Ginsburg, la jueza de la Corte Suprema de los Estados Unidos, el pasado 18 de Septiembre, el Congreso rápidamente se sumergió en la búsqueda de su sucesor y ahora, el Presidente de la Unión Americana, Donald Trump, da a conocer a su candidata para ocupar el lugar de Ginsburg. Se trata de nada más y nada menos que de la conservadora, Amy Coney Barrett.

"Tengo el honor de nominar a una de las mentes legales más brillantes y talentosas de nuestra nación a la Corte Suprema. Es una mujer de logros incomparables, intelecto sobresaliente, admirables credenciales y una firme lealtad a la Constitución: La jueza, Amy Coney Barrett"; expresó el líder de la Casa Blanca durante un evento celebrado en el Rose Garden.

Según informa BBC, de ser aprobada en el Senado, Amy Coney Barrett se convertiría en la tercer Juez de la Corte Suprema elegida por el Presidente de la Nación. Esto, después de los nombramientos de Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh en el 2017 y 2018 respectivamente.

¿Quién es Amy Coney Barrett, la candidata de Trump a la Corte Suprema?

Amy Coney Barrett, de 48 años de edad, actualmente labora como jueza de una Corte Federal de Apelaciones. La conservadora consiguió la nominación de Trump luego que éste la entrevistara en la Casa Blanca, quedando fascinado por sus ideales conservadores, mismos que chocan con el perfil de Bader Ginsburg.

Y es que, Ruth era bien conocida por sus ideales liberales y sobretodo, feministas; mientras que la llegada de Amy Coney Barrett a la Corte Suprema podría incluso significar el derrumbe de “Roe vs. Wade”, la decisión tomada por la Corte Suprema en 1973, a través de la cual el aborto se volvió legal en la Unión Americana.

De hecho, la fascinación de Trump ante Barrett fue tanta que el mandatario, así como diversas voces conservadores, la han llegado a considerar como una “versión femenina de Scalia”, ex-juez y uno de los principales pilares del ala conservadora de la Corte Suprema, mismo que tomaba en total sentido literal las leyes del país. Y es que, al asumir la nominación de Trump, Barret señaló que su trabajo en la Corte Suprema se basará meramente en la ley y no en sus creencias personales.

Con esto, Trump avanza en su intento por agradar a grupos más conservadores de cara a las próximas elecciones presidenciales. Asimismo, expertos en el tema afirman que este es un intento desesperado por los republicanos para ganar terreno dentro de la Corte, pues su estancia en la Casa Blanca podría tener los días contados.