NFL

Odell Beckham reconoce que el ataque terrestre es la fortaleza de los Browns

Cuando jugó bajo el manto de Eli Manning Beckham se estableció como una de las jóvenes estrellas de la NFL, estatus que ha comenzado a perder en Cleveland.

Odell Beckham Jr. y Kareem Hunt
Ron Schwane AP

Cuando Odell Beckham Jr. llegó a los Browns parecía que el juego aéreo de Cleveland explotaría (sobre todo por la presencia de Baker Mayfield). No obstante, OBJ ha quedado a deber durante dos años en el FirstEnergy Stadium.

Ante esto, Beckham aseguró su prioridad con el equipo es que el coach Kevin Stefanski explote el ataque terrestre de los Browns, lo cual es su mayor fortaleza.

"Para mí, una de las mayores lecciones ha sido aceptar, en el sentido de saber que probablemente no será una campaña de grandes números", elaboró el receptor para Cleveland.com. "Como siempre he dicho, mi meta siempre será esa, y no creo que vaya a cambiar. Como dibe, aorender y aceptar, para poner nuevos objetivos".

En dos partidos, el club de Cleveland registra 353 yardas por tierra, lo que los ubica como la segunda mejor ofensiva por acarreo de la NFL (detrás de las 417 de los Packers). Por su parte, Beckham sigue sin establecerse como una amenaza aérea y en dos partidos tiene siete recepciones (16 pases lanzados a su ubicación), para 96 yardas y un touchdown.

Metas fijas

Por otra parte, Beckham indicó que espera aportar para que Nick Chubb y Kareem Hunt se vuelvan los mejores corredores de la NFL.

"Nick Chubb debe ser el corredor número uno de la liga, o Kareem. Tienes dos corredores titulares en el backfield, y nuestro equipo es muy, muy bueno corriendo el balón, así que tienes que aprovechar las fortalezas", sentenció.

Los deseos de OBJ podría cumplirse. Chubb registra 184 yardas en 32 intentos (promedio de 5.8) y dos anotaciones. Hunt tiene 158 yardas en 23 acarreos (6.9 por intento, la segunda mayor cantidad de la liga) y un touchdown.