ARIZONA CARDINALS

Larry Fitzgerald ve en Kyler Murray a un talento legendario

Steve Keim trajo esta temporada baja a DeAndre Hopkins para potencializar el ataque aéreo de los Cardinals, mientras Fitz busca su primer campeonato.

Estados Unidos
0
Arizona Cardinals
Ross D. Franklin AP

Ningún jugador en la historia de los Cardinals ha tenido el impacto de Larry Fitzgerald. La pulcritud de su andar es característico de su estilo de juego y del eje de sus relaciones con los demás compañeros de equipo.

Larry volvió para otro año con Arizona para continuar con una carrera digna de Canton, cuyas marcas por alcanzar pertenecen a Jerry Rice.

El receptor abierto toma cierta distancia de su club, y asertivamente inicia a ver cómo confluye el vestidor. En entrevista para Huddle & Flow, de Steve Wyche y Jim Trotter, Fitzgerald analizó al presente y futuro pilar de los Cardinals, su mariscal de campo de segundo año.

"Kyler [Murray], realmente ha madurado desde el año pasado. Sus atributos físicos estuvieron bien documentados desde antes de que llegara aquí. Podría tirar, correr, hacer todo. Pero realmente es tímido y un poco reservado. Este año, de alguna manera ha salido de su caparazón. Bromea con todos y verdaderamente se ha cautivado y también a sus compañeros", comentó Fitzgerald, según Adam Maya, de NFL.com.

Fitzgerald tiene la experiencia de 16 temporadas completas en la NFL. En ellas ha corrido rutas para mariscales de campo de todas las tallas. Ha tenido de compañero en la posición a un integrante del Salón de la Fama, a un primer pick global del draft, y varios que termianaron como decepciones. Con conocimiento de causa sabe lo que Murray necesita para llegar al siguiente nivel.

"Mientras continúa mejorando en su posición, en términos de liderazgo, y su estado continuarán creciendo. Será esencial para él fortalecer las relaciones con los muchachos en el vestidor porque lo logrará en el campo será legendario. Es así de talentoso", habló de su pasador.

Fiel a su equipo

Fitzgerald entiende el football como un deporte en equipo. Si a su equipo le va bien, a él le va bien. De otra manera, la situación no es recíproca. Sin indicios de egolatría, el receptor abierto ha permanecido en el desierto de Arizona toda su trayectoria sabiendo que pudo haber ido otro club con mejores mariscales de campo en la plantilla. Reconoce la dificultad de construir pero también encuentra incentivos en ello.

"Mi mentalidad es que quiero hacer mejor al lugar que me rodea. Es fácil ir a otros lugares donde tienen las piezas, pero poder hacerlo a donde llegaste primero eso es lo que me brinda más alegría. Estar en la posición de ver que ahora temeos a un equipo que puede competir con cualquiera cualquier domingo, hace valer la pena todo”, explicó el egresado de Pittsburgh.

Los Cardinals están 2-0 en el calendario y enfrentarán a Detroit Lions y Carolina Panthers para las próximas dos jornadas, equipos que aún no conocen la victoria en el calendario 2020.