DONALD TRUMP

Donald Trump es acusado de agresión sexual por Amy Dorris

A través de una entrevista ofrecida para The Guardian, la exmodelo, Amy Dorris, acusa a Donald Trump de agresión sexual en 1997 durante el US Open.

Donald Trump es acusado de agresión sexual por Amy Dorris
MANDEL NGAN AFP

Donald Trump se encuentra en medio de la polémica una vez más; en esta ocasión, el líder de la Casa Blanca enfrenta acusaciones de agresión sexual por parte de la exmodelo, Amy Dorris.

Dorris dio a conocer su versión de los hechos a través de una entrevista exclusiva para el medio The Guardian. Es esta, la exmodelo afirma que el actual Presidente de la Unión Americana la besó y tocó a la fuerza durante el US Open de 1997. En aquel entonces, Trump tenía 51 años y se encontraba casado con Marla Maples, mientras que Dorris tenía tan sólo 25 años.

De acuerdo a los hechos narrados por la misma Dorris, el mandatario la interceptó en la zona de los baños, cerca de la tribuna VIP en la que la modelo se encontraba. “Me metió la lengua hasta la garganta, yo le empujaba. Comenzó a tocarme el trasero, los pechos, la espalda, todo”; relató Amy, quien trató de morderle la lengua de vuelta para “detener la agresión”.

Donald Trump niega agresión sexual a Amy Dorris

Según relata The Guardian, Donald Trump ha negado rotundamente las acusaciones de agresión sexual hacia Amy Dorris, sin embargo, esta no es la primera vez que el mandatario enfrenta acusaciones de tal grado, además, Dorris afirma que tiene pruebas, tales como su entrada al US Open y alrededor de seis fotos en las que aparece junto al republicano.

Las acusaciones de Amy Dorris llegan exactamente a 45 días de las elecciones presidenciales, a través de las cuales Trump buscará la reelección ante el ex-vicepresidente y ahora candidato demócrata, Joe Biden. Cabe mencionar que, Dorris pensó exhibir al mandatario durante su campaña presidencial en el 2016, sin embargo no lo hizo por temor a exponer a su familia.

Ahora, la situación es distinta, pues Dorris quiere ser un ejemplo a seguir para sus hijas. “Tienen que saber que no hay que permitirle a nadie hacerte nada que no quieras. Quiero que vean que no me callé, que confronté a alguien que hizo algo que era inaceptable”, finalizó Amy.