MLS

Bob Bradley sacude al fútbol con su discurso contra el racismo

El entrenador de LAFC dijo que el fútbol es lo menos importante ahora y que el gremio debe estar unido para crear un cambio de manera pacífica.

Estados Unidos vive una era complicada marcada por la constante lucha contra el racismo y la injusticia social. Este movimiento cobró fuerza hace unos días luego del tiroteo a Jacob Blake a manos de la policía en Wisconsin. El mundo del deporte en USA se unió para protestar de manera pacífica y la MLS formó parte de esto con la cancelación de cinco partidos en la jornada del pasado miércoles.

La Major League Soccer ha anunciado el final del paro, pero la lucha por la igualdad social seguirá y este viernes el estratega de LAFC, Bob Bradley emitió un discurso que ha tocado fibras sensibles por el delicado momento que atraviesa el país. "Como entrenador solemos hablar de 'nosotros', pero hoy, ese ‘nosotros’ no es el equipo o la organización, sino la gente que busca un cambio y sabemos que no todo el mundo hoy quiere ese cambio para bien", comentó en videoconferencia con algunos medios de comunicación.

Bradley dijo que no importa si los deportistas están de pie o hincados durante el Himno Nacional, tampoco si usan las playeras de ‘BlackLivesMatter’ o no. El DT estadounidense precisó que en estos momentos lo que cuenta es la unión para poder generar un cambio real en todo sentido.

"El fútbol no es lo más importante hoy. En Egipto me di cuenta que es imposible para la gente regular y conocer la verdad y está pasando en nuestro país. Creo que hay suficiente gente en nuestro país para estar de acuerdo que lo que está pasando está mal (…) Tenemos que estar juntos, lo importante no es estar de pie o hincado en el Himno, no es vestir la camiseta de ‘BlackLivesMatter’ o no. Se trata de estar listos para aportar a un cambio juntos de forma absolutamente pacífica", subrayó.

Bradley se lanzó contra dueño de RSL

Luego de que el dueño del equipo Real Salt Lake de la MLS amenazara con correr a jugadores del club por apoyar el boicot, Bob Bradley dijo que casos como los de Dell Loy Hansen no dejan crecer a la liga. "Creo sinceramente que la gran mayoría de jugadores y entrenadores entienden que la situación con el dueño de Real Salt Lake es un obstáculo para el crecimiento de la imagen de la MLS como liga", puntualizó.