SEVILLA

La llegada al hotel del Sevilla que ojalá no acabe en brote

No se evitó que decenas de personas, muchas sin mascarilla o con ella mal puesta, se pusiera cara a cara con los jugadores. Aunque en Alemania no es obligatorio su uso.