CORONAVIRUS

US Soccer convierte jerseys viejos en cubrebocas para personal médico

La federación de Estados Unidos aprovechó las playeras de las selecciones nacionales masculina y femenina para crear cubrebocas para trabajadores en primera línea.

US Soccer convierte jerseys viejos en cubrebocas para personal médico

Estados Unidos es el país más afectado por el coronavirus al contar con más de 5 millones de infectados por lo que diferentes instituciones están haciendo todo lo posible para apoyar a luchar contra el virus que cambió al mundo. La Federación de Fútbol de Estados Unidos, decidió utilizar los jersey viejos de los equipos masculinos y femeninos para crear cubrebocas donarlos para los trabajadores en la primera línea. Algunas de estas playeras fueron usadas por las más grandes estrellas de USMNT y USWNT.

El Dr. George Chiampas, director médico de US Soccer habían realizado algunos trabajos para apoyar la lucha contra el COVID-19, pero ahora decidieron igualar una idea realizada en escuelas públicas de Chicago que hacían mascarillas y las donaban a amigos de primeros auxilios y aquellos que estaban en constante contacto con personas infectadas por la bacteria que paralizó al mundo por más de tres meses. El doctor se contactó con Melizabeth Santos, la encargada de realizar las mascarillas en la escuela para ver cómo podían ayudar; tras ver algunas camisetas determinaron que podían cortarlas y realizar los cubrebocas.

Con décadas y décadas de historia del fútbol profesional en Estados Unidos, Melizabeth realizó alrededor de 500 máscaras; mismas que se repartirán por todo el país a los trabajadores en la primera línea contra el coronavirus. Ahora muchos médicos y voluntarios podrán portar un pedazo de la camiseta de alguna de sus estrellas y estar seguro que era de ella, ya que Santos buscó dejar indicativos de la camiseta que se usó para la realización.

Una tarea difícil

Para poder utilizar la camiseta, Melizabeth tuvo que coser un trozo de algodón de alto número de hilos detrás del poliéster, esto debido a que las camisetas tienen tecnología que ayuda a la transpiración; ya con el algodón se vuelven eficientes para la función de evitar que pasen partículas virales, además de colocar un espacio para que la gente pueda incluir un filtro más.

Al final del proceso se decidió por realizar dos formatos, uno que sería un cubrebocas normal y la segunda que sería una funda para las máscaras N95, mismas que son las utilizan los médicos cuando interactúan con los pacientes infectados. Entre los y las futbolistas que pueden encontrar en las mascarillas se cuentran Abby Wambach, Greg Berhalter, Cobi Jones y Hearther O’Reilly.