CORONAVIRUS | CHEQUE DE ESTÍMULO

Cheque de estímulo: Los estadounidenses blancos recibieron el pago antes que los negros e hispanos

Estudio realizado por el Urban Institute reveló que ciudadanos blancos recibieron el pago del cheque de estímulo antes que los hispanos y afroamericanos.

Estados Unidos
Cheque de estímulo: Los estadounidenses blancos recibieron el pago antes que los negros e hispanos

A finales del pasado mes de marzo, el gobierno de Donald Trump aprobó la Ley CARES, el máximo rescate económico en la historia del país. Uno de los beneficios más relevantes pertenecientes a este proyecto, sin duda, fueron los cheques de estímulo del Servicio de Rentas Internas (IRS por sus siglas en inglés).

A través de los cheques de estímulo, más de 150 millones de estadounidenses se vieron beneficiados con un pago único de hasta 1,200 dólares para afrontar la crisis laboral y económica desatada con el brote de coronavirus.

Sin embargo, un estudio publicado por el Urban Institute reveló que la entrega de estos pagos se vió ampliamente afectada por barreras que reflejan problemas sistémicos en el país de las barras y las estrellas, pues los estadounidenses blancos recibieron el pago del cheque antes que los afroamericanos e hispanos. Para ser exactos, tres cuartos de los adultos blancos recibieron sus cheques a finales del mes de mayo, mientras que la cifra fue del 69% para los adultos negros y el 63% para los hispanos.

¿Por qué los afroamericanos e hispanos recibieron el pago al final?

De acuerdo a lo revelado por el estudio realizado, el motivo por el cual los estadounidenses blancos recibieron primero el pago se debe a que el IRS mandó en primer lugar el dinero a aquellos que realizaron sus declaraciones en tiempo y forma y contaban con una cuenta bancaria activa.

Aunado a esto, es necesario tener en cuenta que, por problemas sistémicos, las personas hispanas y afroamericanas tienden más a no ser “bancarizadas” a comparación de los estadounidenses blancos, otro gran obstáculo para la entrega de cheques. Además, los ciudadanos que no presentan impuestos federales, incluidos algunos hogares de bajos ingresos y algunas personas en el Seguro Social, también tuvieron que esperar más para recibir su pago.

“La dificultad para llegar a las personas que no presentan impuestos, así como a los estadounidenses no bancarizados y las personas que carecen de acceso a Internet, resaltan los problemas que obstaculizaron el despliegue”, señalaron los autores del estudio, justificando el por qué los afroamericanos e hispanos recibieron el pago al final.