AQUÍ SOLO FOOTBALL

Desaparecer a los Redskins sirve de poco

Mientras la franquicia en Washington busca su nuevo nombre, la NFL y sus 32 equipos tienen únicamente tres coaches afroamericanos.

Logo de los Redskins
ANDREW CABALLERO-REYNOLDS AFP

Los Washington Redskins anunciaron este lunes que retiraron el nombre de la franquicia, en respuesta a la presión que ejercieron algunos de sus principales patrocinadores, por considerar que el mote es racista.

No más Washington Redskins, entonces, en la NFL.

El logotipo del equipo fue un jefe indio desde 1971 y fue diseñado por el nativo americano Walter “Blackie” Wetzel para representar a John “Two Guns” White Calf, un jefe de la tribu “Blackfeet”.

Wetzel creció en una reserva de la tribu Blackfeet en Montana y luego fue elegido presidente del Congreso Nacional de Indios Americanos en Washington, D.C.

Su hijo, Lance, habló para medios locales, momentos después de que los Redskins confirmaron la noticia.

“Todos estaban molestos (por el cambio)”, dijo Lance en una entrevista con WUSA9. “Una vez que decidieron que no iban a usar el logo, fue difícil. Le quita algo a los nativos americanos. Cuando veo ese logotipo, me enorgullece. Cuando ves la representación del logo de los Redskins, es de un verdadero nativo americano. Siempre sentí que representaba a mi gente. Eso no se ha ido”.

Se fueron el nombre y el logo.

Los Redskins ─y por añadidura la NFL─ perdieron esta batalla.

¿Qué tanto va a ayudar a combatir el racismo la desaparición de los Redskins? No lo sé, pero me encantaría que así como FedEx, PepsiCo y Nike amenazaron con retirar su patrocinio hasta que el equipo cambiara de nombre, otras marcas preponderantes amagaran con boicotear a la NFL hasta que la liga tenga al menos 16 coaches de razas minoritarias.

Porque eso, damas y caballeros, eso sí es racismo.

¿Sabes cuántos head coaches afroamericanos fueron contratados en la NFL entre 2019 y 2020? Uno: Brian Flores, de los Miami Dolphins.

Entre 2009 y 2019, 14 coaches de las minorías fueron despedidos y sólo 12 fueron contratados.

Actualmente, hay únicamente tres coaches afroamericanos en la liga: Mike Tomlin (Pittsburgh Steelers), Anthony Lynn (Los Angeles Chargers) y Flores; sólo dos gerentes generales: Chris Grier (Dolphins) y Andrew Berry (Cleveland Browns), y dos coordinadores ofensivos: Eric Bieniemy (Kansas City Chiefs) y Byron Leftwich (Tampa Bay Buccaneers).

La NFL tiene, desde 2002, algo que es conocido como la “Regla Rooney”, que en teoría busca darles más oportunidades a las minorías. A partir de este año, los equipos tienen que entrevistar al menos a dos candidatos minoritarios externos para el puesto de head coach (antes era uno), y al menos uno para cualquier puesto vacante de coordinador.

“La NFL está comprometida con la diversidad, la equidad y la inclusión”, dijo el comisionado Roger Goodell este año. “Si bien hemos visto avances positivos en nuestras filas de coaches a lo largo de los años, ayudados por la Regla Rooney, reconocemos, después de las últimas dos temporadas, que podemos y debemos hacer más”.

Mucho más, Roger.

Los equipos también deben entrevistar a un candidato minoritario externo para el puesto de gerente general, incluidas mujeres.

La NFL no es diversa, ni equitativa ni incluyente cuando se trata de los puestos más importantes de una de sus franquicias.

Tres coaches afroamericanos en 32 equipos. La cifra es tan contundente como insultante.

FedEx y sus aliados triunfaron en lo “políticamente correcto” y le dieron gusto a una sociedad hipersensible que mordió y se tragó una tradición de casi 90 años.

Ahora hagan algo que sí sirva para combatir el racismo.