NFL 2020

Usarán protector bucal para combatir coronavirus en la NFL

Como el protector visual, Oakley diseñó un nuevo mecanismo en colaboración con personal médico e ingenieros de la NFLPA para mitigar el virus.

Estados Unidos
0
Odell Beckham Jr.
Mark LoMoglio Associated Press

Varias cosas cambiarán para la temporada 2020 de la NFL, no sólo serán nuevos rostros y viejos nombres en nuevos colores: se acabarán las felicitaciones postpartido, el intercambio de playeras entre jugadores; volverán las protestas pacíficas en contra del racismo y la brutalidad policial; de permitirse la entrada a los aficionados, los estadios lucirán semivacíos, y los jugadores utilizarán cascos como astronautas.

Esto último es gracias a los nuevos diseños de Oakley, protectores bucales —al estilo de los visores—, lo cual se determinó después de una consulta con los expertos médicos e ingenieros de la Asociación de Jugadores (NFLPA, por sus siglas en inglés), con la finalidad de mitigar el coronavirus, según reportó primero Tim McManus, de ESPN.

Una vez que se haya probado con el rigor que se requiere para tener certeza de su eficiencia, el “escudo bucal”, como apunta McManus, será distribuido a los 32 equipos a partir de la próxima semana.

Esta medida no ha sido concebida por la liga dentro de los protocolos de sanidad como obligatoria durante la campaña 2020. Sin embargo, mientras avanzan las negociaciones entre ambas partes (NFL, NFLPA), el director médico de la liga, Allen Sills, y sus colegas cabildean para que así sea, y se pueda manejar con mayor seguridad la situación sanitaria.

“Con certeza es algo que vamos a promocionar. Y esperamos que aterricemos en el diseño de un producto que todos quieran utilizar, porque verán el valor y querrán esa protección adicional sin ningún detrimento al desempeño”, animó el Dr. Sills sobre la nueva medida para proteger a los jugadores.

Retroalimentación

Asimismo, siguiendo con la información de McManus, el director médico de la NFLPA, Thom Mayer, envió el prototipo a las organizaciones angelinas, Chargers y Rams, pues son las más cercanas a las oficinas centrales de la empresa de equipamiento deportivo en Lake Forest, California, menos de 50 millas al sur de Los Angeles. Jugadores y otros equipos, por medio de sus representantes y gerentes generales, respectivamente, también contemplan ya el diseño para recibir retroalimentación sobre el producto.