Barcelona 1-1 Atlético de Madrid

Messi no puede salvar al Barça; El Real Madrid ve cerca el título

Pese a los intentos del Barcelona para llevarse la victoria ante el Atlético de Madrid, las deconcentraciones en la defensa impidieron el triunfo.

Ni Messi salva al Barcelona; El Madrid ve cera el título

El FC Barcelona llegó al partido contra el Atlético de Madrid con la obligación de sacar tres puntos a toda costa, pues el Real Madrid se empieza a perfilar como el próximo campeón de LaLiga. Pese a que únicamente hay dos unidades de diferencia entre ambos equipos, el cuadro de Quique Setién debe buscar tener una mayor efectividad a la hora de definir, ya que, aunque producen jugadas de peligro de manera constante, el último toque no siempre es el adecuado.

El juego inició del lado del Barça con una jugada entre Riqui Puig y Suárez, el uruguayo trató de mandar el balón al fondo de las redes, sin embargo Oblak estuvo atento para quedarse con la redonda. Las acciones se emparejaron al minuto seis, cuando Carrasco envío cobró un tiro libre que pasó muy cerca del arco blaugrana.

Luego de esto, el Barcelona se fue encima del Atleti, Rakitik probó a Oblak con un disparo de larga distancia en el que el meta rival se lució con una enorme atajada. Pero la jugada que abrió el marcador estuvo a cargo de Messi y Costa ya que, derivado de un tiro de equina que efectuó el argentino desde el corner de la derecha, el balón se paseó por el primer poste para encontrar la pierna de Diego Costa que terminó por anotar en propia puerta.

Al 15', Vidal perdió la concentración y derribó a Carrasco en el área, se marcó el penal a favor del Atleti, Costa fue el cobrador, pero Ter Stegen estuvo ahí para evitar la caída de su arco, sin embargo el VAR determinó que el meta alemán se adelantó al tiro y este se repitió. Los colchoneros cambiaron de cobrador y Saúl Ñíguez no perdonó. Posterior a esto, el Barcelona buscó el segundo tanto que los pusiera en ventaja, Messi, Alba y Suárez fueron quienes más intentaron, pero el gol nunca llegó.

Para el segundo tiempo, Messi se volvió a poner el traje de héroe al cobrar de forma magistral un penal cometido sobre Semedo. El argentino colocó el balón desde el punto de los 11 metros y picó de zurda el esférico para engañar por completo a Oblak.

Lamentablemente para el cuadro blaugrana, la felicidad no duró demasiado, ya que al 61' Semedo derribó a Carrasco en el área y un nuevo penal empató las acciones. Ñíguez volvió a tomar el balón y dejó sin posibilidades de detener el esférico a Ter Stegen.

Ambos equipos continuaron buscando el gol del triunfo, pero este nunca llegó. El Barcelona se está alejando demasiado del campeonato español y el Real Madrid cada vez ve más cerca un nuevo título de LaLiga.