FINAL COSTA RICA

Alajuelense busca superar la maldición con el número 29

El número 29 y LD Alajuelense no tienen una buena relación, ya que por más de 7 años no logran conseguir el título 30; ahora después del COVID podrían coronarse el día 29.

Alajuelense busca superar la maldición con el número ‘29’

La Gran Final de la Primera División de Costa Rica traerá consigo mucha emoción, ya que se enfrentarán dos de los equipos más importantes del Torneo, Liga Deportiva Alajuelense y Saprissa; pero más allá de todo esto, la historia podría tener un significado más importante para la LDA, ya que se podrían coronar el 29 de junio y con esto conseguir el título ligero número 30 en la historia del club. Pero, ¿por qué es tan importante el 29?

Este número ha perseguido a los rojinegros en los últimos tiempos, 7 años para ser preciso, ya que está es la cantidad de títulos en la Primera División de Costa Rica, siendo el ya lejano 2013 la última vez que lograron levantar el trofeo de campeón. Ahora, en año atípico en todos los sentidos gracias al coronavirus, Alajuelense tendrá posibilidad de romper lo que algunos consideran maldición al disputar la final de vuelta el próximo 29 de junio y con esto conseguir la 30.

La fecha de la final de vuelta se cambió poco antes que se jugara el primer partido para definir al campeón. El cambio se realizó debido a que el Ministerio de Salud recomendó a la liga modificar las fechas para evitar un posible brote de COVID-19 en Costa Rica; a lo que los directivos de ambos clubes se mostraron de acuerdo, a pesar de la “maldición”, ya que solo la movieron un día, del 28 al 29 de junio.

Tarea difícil el próximo lunes

El encuentro de ida se jugó en casa del Alajuelense, donde el cuadro purpura logró imponerse 2-0, por lo que ahora, los manudos deberán visitar el Ricardo Saprissa Aymá con la misión de ir por tres goles y que no le marquen para terminar con la mala racha de 7 años sin título de liga. En caso de quedar 2-0 o empatar en el global se disputarían los tiempos extras o, en caso de ser necesario, los penales para definir al campeón en el máximo circuito en tiempos de COVID-19.