NFL

Jason y Devin McCourty analizan panorma de NFL en la pandemia

Con la pandemia y el clima social en el país, los jugadores han fijado la mirada más allá del emparrillado. Devin McCourty cree que así continuarán.

McCourty Twins
Steven Ryan Getty Images

El reclutamiento universitario se realizó completamente virtual. Pocos novatos han firmado sus contratos. Los minicamps se han cancelado. El campamento de entrenamiento llegará en julio. Las facilidades sólo dan cabida a entrenadores, jugadores en rehabilitación y empleados administrativos. No más de 100 personas por edificio. Las oficinas neoyorquinas de la liga recién abrieron sus puertas esta mañana a quienes tienen desde marzo trabajando en casa. Así luce, a grandes rasgos, la temporada baja de la NFL en medio de la pandemia por coronavirus.

Pero aún quedan varios planteamientos por resolver. Entre ellos, cómo es que alrededor de 100 personas, entre la plantilla, entrenadores y equipo de prácticas, coincidirán para volver a trabajar de cara a la temporada 2020.

Partiendo de allí y contemplando el aumento de casos positivos registrados por covid-19 en los últimos días en el país, los hermanos McCourty compartieron, desde su experiencia, sus inquietudes por ver cómo será la liga postconfinamiento.

“Cuando piensas en el futuro es difícil que 10 personas se junten para hacer ejercicios de pase o cualquier cosa de esa naturaleza o pensar que en algún lugar se juntarán entre 53 y 90 muchachos en un campamento de entrenamiento. Será una locura", expresó Jason McCourty, quien jugará su tercera temporada en New England después de ocho años en Tennessee y uno más en Cleveland. "Así que no sé cómo resultará eso”, dijo en el podcast Double Coverage el domingo por la noche.

“Creo que todos están nerviosos porque la norma es simplemente ir a trabajar. Lo hacemos intensamente, lo hacemos juntos, levantamos pesas, estamos en cuartos cerrados”, planteó Devin McCourty. “Se siente como que todo eso nos lo están arrebatando, así que no sé cómo reaccionar. No sé cómo será”, repitió, según Mike Reiss, de ESPN.

El asesor de la Casa Blanca para la mitigación del coronavirus, Anthony Fauci, puso en duda la campaña de football para este año. Aconsejó a la liga a seguir el protocolo de la NBA con un confinamiento de ‘burbuja’, el cual la WNBA, NHL y MLS llevarán a cabo, pero el Director Médico de la NFL, Allen Sills, optó por su propia alternativa: ’ecosistemas’, expuso; es decir, menos restricciones para los jugadores y el personal, sin tener que congregarse todos en un mismo sitio. La liga aún contempla que iniciará como señala su calendario, en septiembre.

Más allá del emparrillado

No todo es football, establece McCourty. Durante los últimos meses, el enfoque sobre los jugadores ha tomado una dirección distinta puesto que ellos mismos han priorizado otros asuntos. Entre protestas por la desigualdad social y el racismo que permea en el país y el confinamiento en sí, el perfil de los jugadores se ha construido a profundidad, más allá de lo que permiten externar en los emparrillados.

“Me encanta cómo es que la atención de los jugadores se ha fijado sobre lo que está sucediendo afuera del football, y creo que continuaremos haciendo eso”, prometió McCourty. “Pero volviendo al football, considero que parece ser lo más difícil por ahora. Esperamos que se resuelva, pero honestamente no sé cómo sucederá”.