RACISMO

Muerte de Rayshard Brooks: La alcaldesa de Atlanta anuncia reformas en la policía

Tras el asesinato de Rayshard Brooks en Atlanta, la alcaldesa de la Ciudad, Keisha Lance Bottoms, anuncia reformas en torno a la violencia policial.

Muerte de Rayshard Brooks: La alcaldesa de Atlanta anuncia reformas en la policía
WES BRUER AFP

En medio de las protestas por el asesinato de George Floyd, surge un nuevo caso de racismo en la Unión Americana, en esta ocasión, en Atlanta, Georgia; ciudad en la que las manifestaciones avivaron la furia antirracista.

Y es que, el pasado 13 de junio se filtró un vídeo en donde se aprecia a un oficial del Departamento de Policía de Atlanta disparando deliberadamente a un hombre afroamericano minutos después de despertarlo, pues éste se encontraba durmiendo en el área de recolección de pedidos de un restaurante de comida rápida.

El hombre, quien fue identificado como Rayshard Brooks de 27 años, falleció minutos después de haber recibido los impactos de bala, y las autoridades forenses de la ciudad han calificado la causa de muerte como “homicidio”.

La alcaldesa de Atlanta anuncia reformas en la policía

Como era de esperarse, las manifestaciones comenzaron a intensificarse en la ciudad, por lo que la alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, ha optado por firmar una serie de órdenes para reformar el uso de la fuerza en las autoridades y así comenzar a erradicar la violencia policial en la ciudad, así como el racismo.

“Entiendo que no hay palabras ni acciones que alivien el dolor de perder a alguien querido, pero haremos todo para que ningún otro niño pierda la oportunidad de tener a su padre presente en su cumpleaños”, continuó la alcaldesa, “Lo que vimos el viernes nos dejó claro que necesitamos ver inmediatamente cómo estamos entrenando a los oficiales”, señaló Bottoms.

Asimismo, Keisha Lance Bottoms, dio a conocer que se creará un organismo para presentar quejas sobre el abuso de autoridad y la violencia policial. Además, se podrán proponer soluciones para erradicar el problema. “Es el comienzo de un gran trabajo para hacer todo lo posible para proteger a la comunidad. Los policías deben ser guardianes y no guerreros de nuestras comunidades”, expresó la alcaldesa.