CORONAVIRUS EN EL SALVADOR

Coronavirus El Salvador: El martes comienza reapertura

María Luisa Hayem, Ministra de Economía, reveló cuál será el plan de reapertura progresiva de la economía en el país. En fase 1 permitirán transporte de carga y vuelos de repatriación.

Coronavirus El Salvador: El martes comienza reapertura
MARVIN RECINOS AFP

El Salvador es uno de los países que mejor trató el tema del coronavirus en Centroamérica, por lo que para este martes, 16 de junio, el Gobierno Nacional comenzará la reapertura económica y con esto la fase 1 de la desescalada. El anunció el mandatario salvadoreño, Nayib Bukele, el sábado pasado, donde de paso confirmó que ésta será gradual y con un riguroso protocolo de sanidad.

En la fase 1 de la reapertura, se piensa permitir la reactivación de los transporte de carga, aviones de repatriación, humanitarios y de carga, además del funcionamiento de servicios de reparación y mantenimiento en distintas áreas, clínicas veterinarias y salones de belleza entre otros servicios, esto según el informe de la Ministra de Economía.

En la conferencia del Presidente de El Salvador dejó claro que platicó con casi todos los sectores el plan para la reapertura, donde incluyen los detalles de la fase 1, 2 y 3; el único sector con el que no habló fue con la propiedad privada, ya que han cuestionado su gestión durante la crisis sanitaria que paralizó al mundo por más de dos meses. Esto después de pedirle a la gente que, a pesar, de no tener una cuarentena obligatoria, respeten esta norma hasta el 16 de junio, cuando arrancará todo el plan de apertura.

Qué incluyen la fase 2 y la fase 3

Para el 7 de julio la fase 2 dará inicio y con esto la posibilidad de contar con call centers, transporte terrestre para pasajeros, restaurantes, centros comerciales, industria del plástico, papel, cartón, calzado y otras manufacturas; así como algunos servicios profesionales. La fase 3 está planeada para el 22 de julio y con esto la posibilidad de permitir la actividad “normal” del aeropuerto, es decir, el permitir que la gente pueda viajar en avión; además de darle más libertades a algunas actividades económicas y sociales; se habilitará el comercio en general y las iglesias reiniciarán actividades de culto.